Tras lamentarse porque el inicio escolar comenzara con un paro de maestros, el gobernador Alejandro García Padilla reiteró este martes que el Gobierno no contaba con los recursos para complacer las exigencias de los maestros en lo que respecta al Sistema de Retiro de Maestros.

Por esta razón, pidió diálogo para conciliar las diferencias y no afectar el comienzo del curso escolar.

“Quisiera haber podido ofrecerles más, pero no tenemos los recursos. Quisiera pensar que podemos conciliar los intereses de los estudiantes, de sus padres, los de nuestros maestros y los del país”, afirmó en una carta abierta publicada en los principales medios del país.

 Añadió que “mi administración está comprometida en hacer todo lo que esté al alcance de nuestra realidad fiscal para mejorar las condiciones laborales de los maestros. Eso incluye las medidas que tomamos para garantizar el retiro a los maestros pensionados y a los activos. Pero lo que no debería ser alternativa es que nuestras diferencias constituyan en una penalidad para nuestros niños y sus padres”.

Asimismo, García Padilla pidió “respeto” a los maestros en este proceso para lidiar con la crisis fiscal que atraviesa el país y “diálogo” para resolver las diferencias.

“Llamo a cada maestro a escoger el diálogo. Llamo al liderato magisterial a permitir que los niños y niñas, centro de nuestro sistema, comiencen el curso escolar. No espero menos de nuestra digna clase magisterial”, sentenció.

En su mensaje al pueblo, el ejecutivo reconoció que hubiese preferido que esta controversia con los maestros no llegara a este paro de 48 horas que han decretado este grupo profesional.

“Me hubiese gustado que estudiantes y padres hubiesen reiniciado sus rutinas habituales tras concluir el receso del periodo navideño”, señaló.

Dijo, sin embargo, que el Gobierno hizo el esfuerzo para que las escuelas estuviesen listas para acoger tanto a los maestros como a los 425,000 estudiantes del sistema público.

 “Se han llenado prácticamente todas las plazas vacantes. Invertimos más de un millón de dólares en remozar las escuelas que lo necesitaban. Y asignamos a cada una de ellas el presupuesto adecuado. Estamos listos para el inicio escolar, pero me temo que en muchos planteles no comenzará el semestre con normalidad”, manifestó.