El senador novoprogresista Abel Nazario Quiñones, quien este fin de semana fue hallado culpable en el foro federal por un esquema de fraude en el pago de empleados mientras fungía como alcalde de Yauco, reununció a su escaño por acumulación efectivo hoy, martes.

“Hay valores superiores que hay que resguardar por encima del individuo, ante situaciones que superar, que solo las comprenden quienes la atraviesan”, expresó en la carta de renuncia que sometió ante la secretaría del Senado y que será considerada por el pleno del Senado en la sesión de esta tarde.

“Nunca me aferré a nada en la vida, sino a la justicia, la verdad, la libertad y el amor al prójimo”, indicó Nazario Quiñones en la misiva en la que también pide disculpas a los senadores y senadoras por si los hirió en algún momento en el fragor del debate público.

“Ha sido un honor para mí haber ayudado un tiempo y en algo a los más desfavorecidos. Sin duda, los hechos por los que atravieso ameritan actuar con sabiduría. No obstante, no renunciaré jamás a la lucha de ideas y a la solidaridad”, sostuvo el renunciante legislador de la Palma, quien se encuentra bajo fianza en espera de la sentencia que fue señalada para el 20 de julio próximo.

Queda por ver qué pasará con el informe que rindió hoy la Comisión de Ética del Senado a la querella que le radicó a Nazario Quiñones el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz.

En el juicio del sábado, en el Tribunal Federal de San Juan, un jurado de seis hombres y seis mujeres lo encontró culpable en 28 de los 34 cargos en su contra, por lo que se expone una posible sentencia de 30 años de prisión.

El senador novoprogresista estaba acusado de defraudar y mentirle al gobierno federal, violando así un acuerdo al que había llegado con el Departamento del Trabajo federal, para pagar las horas voluntarias que habían trabajado un sinnúmero de empleados sin ser remunerados entre 2012 y 2014, práctica que se determinó era contraria a las leyes.

Según trascendió en corte, Nazario, quien para entonces era alcalde de Yauco, se habría valido de diferentes estrategias para hacer creer a empleados que el cheque que estaban recibiendo para pagarle por las horas voluntarias, según el acuerdo con el DT federal, era un pago por algún otro concepto, como salario por adelantado, y luego dejaban de emitir sus pagos de nómina regular, o cancelaban los cheques emitidos. Al no saber que el cheque era por las horas voluntarias, los empleados asumían que se les continuaba remunerando por su trabajo.

El senador de la Palma fue arrestado dos veces por las autoridades federales. La primera acusación le fue radicada en septiembre de 2018 y la segunda, en noviembre de 2019.

Tiene pendiente otro caso en el foro federal en el que se le imputa idear un esquema de empleados fantasmas mientras todavía era alcalde de Yauco para que estas personas lo ayudaran en su campaña para convertirse en senador por acumulación en 2016.

En octubre pasado, Nazario intentó volver a postularse para la reelección al Senado, pero el PNP no lo cualificó y radicó la candidatura de manera independiente.