La senadora independentista María de Lourdes Santiago expresó hoy que la orden ejecutiva del gobernador Alejandro García Padilla sobre el uso medicinal de la marihuana es una iniciativa “justa, compasiva y moderna”, pero advirtió que su producción a tales fines podría crear un monopolio comercial.

“Hay que tener cuidado que esto no se torne en una oportunidad de negocios”, dijo la legisladora en un turno inicial en la sesión del Senado esta tarde.

Santiago indicó también que “hay que deslindar conceptos”, en alusión a que el proyecto que propone la despenalización del marihuana, que aprobó el Senado, todavía está pendiente en la Cámara de Representantes. “Es absurdo que todavía alguien vaya preso por tener un cigarrillo de marihuana”, puntualizó la senadora pipiola.

Añadió que el problema “grande de drogas en Puerto Rico” no es la marihuana sino “las drogas fuertes como la heroína, cocaína y crack, y sobre esos temas esta administración no ha tomado ni una sola iniciativa”.

La orden ejecutiva que García Padilla firmó ayer le ordena a la secretaria de Salud, Ana Ríus, a autorizar el uso medicinal "de algunas o de todas las sustancias controladas o componentes derivadas de la planta de cannabis". A través de la orden, se permite a la funcionaria aprobar un reglamento u orden para clasificar como medicamento el cannabis, que hasta el momento se clasificaba como sustancia controlada prohibida por ley.

Algunos estados que han permitido el uso medicinal del cannabis son Alaska, Arizona, California, Colorado, Hawaii, Maine, Michigan, Montana, Nevada, Nuevo México, New Jersey, Oregon, Vermont, Rhode Island y Washington, así como el Distrito de Columbia.