Se acerca la Noche de San Juan, una fecha mística en la que muchos acostumbran hacer un despojo para las malas vibras y realizar rituales en  busca de atraer la buena suerte.

Son muchos los puertorriqueños que año tras año se unen a esta tradicional festividad en la que el fuego y el agua son los grandes protagonistas.

Unos se tiran de espalda al mar cuando el reloj marca las 12:00 de la madrugada con el fin de dejar en el agua todos los males;  otros prenden velas rojas o blancas para propiciar cambios positivos en  diversos aspectos de sus vidas que incluyen el amor,  la salud y lo económico.

Según las astróloga Rukmini, son múltiples los rituales que se pueden realizar utilizando como principales elementos el fuego (que representa pasión y fertilidad) y el agua (que simboliza sentimiento, fecundidad y amor).

Sin embargo, dejó claro que la celebración de la Noche de San Juan tiene sus raíces en la era precristiana, cuando nuestros ancestros adoraban al dios sol. 

En la noche del solsticio de verano, el día más largo del año, encendían hogueras para enviarle energías al astro. 

En cambio, con la llegada del cristianismo las celebraciones fueron absorbidas por la Iglesia católica, que les cambió el significado a las fiestas para festejar el nacimiento de San Juan Bautista. 

Según la Iglesia, el padre del santo, Zacarías, mandó a encender una hoguera para anunciar a sus parientes el nacimiento de su hijo.

Otros rituales

A continuación otros ritos relacionados con la Noche de San Juan:

AMOR-  Utilizar velas rojas poniendo en un papel el nombre de la persona que se quiere atraer o la palabra “alma gemela”.

SALUD- Dejar en el agua toda la noche romero, perejil y albahaca. Se puede echar el agua en la cara para provocar un rostro más joven.