Los sureños pegaron el grito en el cielo ante otra secuencia de sismos que amenazan su tranquilidad antes de la Nochebuena, despertando la pesadilla que no les ha permitido descansar desde hace casi un año.

De acuerdo con Ángel Vázquez Torres, director de la Oficina de Manejo de Emergencias del Municipio de Ponce, hasta el momento, se han registrado cerca de 41 movimientos telúricos desde anoche a las 9:57, con movimientos que fluctúan en magnitudes de 2 a 4.8.

También puede leer: Temblores remecen el Día de Nochebuena en Puerto Rico

Temblores ocurridos en el sur de Puerto Rico según el Servicio Geológico de Estados Unidos.
Temblores ocurridos en el sur de Puerto Rico según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

“Este sismo de magnitud 4.8 con una intensidad de 5 que se sintió en Yauco, la mayor intensidad, hasta ahora en Ponce está todo bajo control; casi todos los ponceños lo sintieron, aunque el epicentro fue bastante al sur entre Guayanilla y Peñuelas”, explicó al señalar que el equipo de emergencias municipal se encuentra verificando estructuras en el casco urbano.

“Sé que la ciudadanía está preocupada… el 28 de diciembre se cumple un año de los sismos en el área sur. Exhortamos a que nuestra gente no baje la guardia, tenemos que estar todo el tiempo monitoreando los sismos, hoy es un día previo a Navidad; que se mantengan siempre pendientes porque van 41 movimientos, entre sismos y microsismos”, detalló.

Pasado el mediodía, se reportaron dos sismos; el primero a las 12:57 con una magnitud de 4.8 y luego a la 1:33 se registró otro de 4.69.

También puede leer: Día de Nochebuena arranca con temblores leves en el sur de la Isla

“Emocionalmente uno está todavía muy débil”

Para Jeannette Bolier, una enfermera que reside en el barrio El Tuque de Ponce, los nervios ocasionados por los temblores “me asustan más que el COVID”.

“El primero de esta tarde, estaba de pie y escuché como si viniera un camión y cuando se dejó de sentir el sonido, rápido empezó a temblar de lado a lado. En este segundo estaba acostada en el mueble viendo televisión y el espejo se movió para el frente y para atrás y el mueble también. Este duró más que el anterior”, relató la profesional de la salud.

“Esto sí que me pone ansiosa… me asusta más que el COVID porque con el COVID podemos protegernos, esto nos coge desprevenidos. Ya tenemos la mochila ‘ready’, pero esto nos puede coger en cualquier momento”, lamentó.

También puede leer - Wanda Vázquez tras los temblores: “Dios nos proteja”

De hecho, las expresiones vertidas en las redes sociales por muchos ciudadanos del suroeste eran de lamento, desesperación y miedo al revivir el terremoto del 7 de enero que cambió la rutina de miles de personas en la zona, especialmente en los municipios de Guánica, Yauco, Guayanilla, Peñuelas y Ponce.

Mientras, Alexandra Pagán, estudiante de Derecho, comentó que “esto es revivir otra vez la Navidad del año pasado. Es lo mismo, lo mismo con el jamaqueón ese que nos llegó para el 28 de diciembre lo sentimos hoy dos veces corrido”.

“Es que tú no sabes porque todavía eso está muy reciente… emocionalmente uno está todavía muy débil. Te vas a acordar de todo lo que pasó, lo que viviste… son muchas cosas. Es perder la casa, dormir otra vez afuera, los nenes que se afectanmuchas cosas a la misma vez y para colmo lo duplicamos con pandemia”, dijo Pagán quien es madre de una niña de nueve años.

También puede leer: Alcalde de Yauco clama por ayuda del gobierno en medio de los sismos de Nochebuena

La ponceña admitió que, aunque se quedará en su casa ubicada en el centro del pueblo, se está preparando en caso de que ocurra un movimiento mayor.

“Voy para mi casa para bajar los bultos, bajar la comida enlatada, todo lo que es de emergencia, poner la caseta de campaña en la guagua y poner la guagua en un punto que pueda salir rápido. Quiero tener todo listo, cuestión de que si pasa algo arrancar. Hoy dormimos vestidas y con zapatos porque esta vez hay que estar precavidos”, concluyó.