El Departamento de Salud ordenó la compra de 3 millones de pruebas rápidas para detectar el coronavirus COVID-19 con el propósito de someter a toda la población de Puerto Rico a este análisis en un intento de detener la pandemia que afecta al mundo.

Así lo informaron los vicepresidentes de la Asociación de Alcaldes, Nelson Torres Yordán, y de la Federación de Alcaldes, Orlando Ortiz, a Primera Hora, tras culminar una reunión con el coordinador del task force médico del coronavirus, Segundo Rodríguez, por videoconferencia realizada esta tarde para atender la emergencia ocasionado por el COVID-19.

En la reunión también se indicó que existe una gran posibilidad de que la cuarentena obligatoria y el toque de queda se extiende por dos semanas adicionales, pero será la gobernadora Wanda Vázquez quien debe tomar la decisión final.

Ninguno de los alcaldes supo detallar cuándo llegarán las 3 millones de pruebas rápidas que ya Salud ordenó. Coincidieron en que la orden de compra realizada es adicional a las primeras 200,000 pruebas rápidas que ya ordenó la agencia.

Torres Yordán expresó que el plan es que todas estas pruebas serían “distribuirlas por los municipios” para someter a todos los ciudadanos a las pruebas.

Primera Hora intentó obtener una reacción de La Fortaleza, el Departamento de Salud y del Recinto de Ciencias Médicas, para obtener más detalles sobre la compra de las pruebas, pero no se han recibido respuestas.

“Están copiando lo que están haciendo los países orientales de hacerle la prueba a la mayoría de la población”, dijo el alcalde de Guayanilla, al comentar que se les ha pedido a los alcaldes que tienen Centros de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) que comiencen a establecer un protocolo sobre cómo harían esas pruebas a la población.

Por su parte, Ortiz, alcalde de Naranjito, explicó que el modo de distribución será a base de los focos de infección. A modo de ejemplo, indicó que San Juan y Mayagüez serían las primeras regiones en que se estaría haciendo el impacto. Ambas zonas son los que más casos tienen.

De un total de 51 positivos informados, 34 son de la región Metro y nueve de Mayagüez, según estadísticas oficiales del Departamento de Salud.

El naranjiteño informó, además, que ya han comenzado a llegar parte de las pruebas rápidas del primer pedido de 200,000 que realizó Salud.

“Las que tienen ahora son los que están distribuyendo según los niveles de infección que se está reportando. Tan pronto llegue el resto, entiendo se va a repartir por los municipios según la población para entonces comenzar a hacer los ‘rapid test’. Con esas pruebas, se tiene el resultado en alrededor de 15 minutos”, comentó.

Según ha informado la gobernadora, estas pruebas rápidas se utilizarían para detectar personas positivo al virus. Sin embargo, a estos positivos se le realizaría la prueba molecular, que es más específica, pero su procesamiento puede demorar un día o más.

Los alcaldes añadieron que Rodríguez también les ordenó no realizar fumigaciones en contra del dengue para evitar que personas asmáticas se afecten y tengan que acudir a los hospitales.

“En este momento, no recomendable fumigar. La ciudadanía tiene que hacerse cargo de cuidar sus áreas”, mencionó Ortiz.

La secretaria de Salud interina, Concepción Quiñones de Longo, ya ha adelantado que se prevé que para este verano haya un aumento de casos de dengue en la Isla.

Asimismo, los alcaldes explicaron que el task force médico solicitará a la gobernadora que extienda a la ciudadanía las restricciones para salir de su hogar por dos semanas adicionales. Se les informó que sería Vázquez quien debe tomar la determinación final.

“El doctor nos dice en un 99.9% entienden que se va a estar extendiendo el toque de queda por dos semanas más, porque ellos van a hacerle la solicitud a la gobernadora”, afirmó Torres Yordán.

Durante el encuentro, sin embargo, no se habló sobre alternativas económicas para los municipios durante esta emergencia.

No obstante, el alcalde de Guayanilla reveló que personal de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3) ha estado comunicándose con los ejecutivos municipales para que les sometan estimados del impacto económico que tendría esta emergencia en los próximos tres meses.

“Yo puedo entender que es para un adelanto que se le va a pedir a FEMA (Agencia federal para el Manejo de Emergencias)”, puntualizó.