Si trabaja sentado y está en la oficina en este momento probablemente se ponga en pie cuando lea que las personas que trabajan en una silla tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades que acortan la vida, aun si hace ejercicios.

Publicado en Annals of Internal Medicine y reseñado en el portal Newswise, el estudio sugiere que la cantidad de tiempo que una persona permanece sentada durante el día está asociada con mayores riesgos de enfermedades del corazón, diabetes y cáncer.

“Más de la mitad del día promedio de una persona lo pasa en sedentarismo –viendo televisión, sentada o trabajando en una computadora. Nuestro estudio revela que a pesar de los beneficios que tiene la actividad física para la salud, por sí solo no es suficiente para reducer el riesgo de enfermedades”, señaló el principal científico del estudio, David Alter.

El estudio, que utilizó resultados de otros estudios enfocados en conducta sedentaria, encontró los efectos negativos de la inmovilidad en la salud. Aunque son más pronunciados en quienes no hace ningún ejercicio, dedicar tiempo a la actividad física no contarresta del todo el impacto adverso del sedentarismo.

“Necesitamos más investigación para entender mejor cuánta más actividad física se necesita para minimizar los riesgos de salud asociados al tiempo que se pasan sentado”, señaló en el comunicado Avi Biswas, también investigador del estudio de la Universidad Health Network, en Toronto.

Según el doctor Alter, ejercitarse durante 30 minutos al día y sentarse 23 horas y media se queda corta en cuanto a beneficios para la salud.

La sugerencia es reducir dos o tres de las horas en que se está sentado en un period de 12 horas, objetivo que se puede lograr con breves caminatas en horas de descanso o hasta movimiento el cuerpo durante los comerciales.