A días de la celebración del Día de Acción de Gracias, y con la Navidad a la vuelta de la esquina, es esperada la celebración de fiestas, banquetes a todo dar con suculentos platos típicos, acompañados de tentaciones culinarias como el coquito, entre otros.

Por ello, la exhortación de la Asociación Puertorriqueña contra la Diabetes (APD), a las personas que padece esta enfermedad y a la ciudadanía en general a disfrutar en esta época festiva de las delicias de la cocina puertorriqueña, pero hacerlo de forma inteligente.

La APD celebró hoy, domingo, el evento “Encaminada 2014”, que sirvió para ofrecer orientación a la familia en general sobre la enfermedad de la diabetes. En la actividad, que se celebró en el Pabellón de la Paz del Parque Luis Muñoz Rivera, en Puerta de Tierra, se ofrecieron conferencias, pruebas de salud y hasta cortes de cabello gratuitos para los asistentes. Las personas que asistieron disfrutaron además de música en vivo, artesanías y actividades para niños, entre otros.

“Hoy día 23, antes de Acción de Gracias, preparamos a nuestra gente, la educamos, para que en la época navideña tomen control de su diabetes y sus complicaciones”, explicó Elba Blanes, directora ejecutiva de la APD. “La diabetes se puede controlar y puedes evitar las complicaciones”.

Según Blanes, de lo que se trata es de comer de forma responsable -que ella define como comer de todo pero en pequeñas porciones- y hacer un mínimo de ejercicio de 15 minutos al día, como puede ser caminar en familia.

Coma ejemplo, en la actividad se celebró también una degustación de vinos con énfasis en la moderación como principal requisito para disfrutar de todo sin poner en riesgo la salud.

 “Lo que nosotros recomendamos es que se consuma el vino de forma moderada”, enfatizó Vanessa Roche, de la empresa Barefoot Wine, uno de las compañías participantes de la actividad.

La diabetes es considerada la tercera causa de muerte en Puerto Rico, pero está fuertemente ligada a las otras dos, complicaciones del corazón y cáncer, además de otras enfermedades de alto riesgo como hipertensión y problemas del riñón, explicaron dos los profesionales de la salud participantes en “Encaminada 2014”, el endocrinólogo Luis Ruiz y la nutricionista Marisa Santiago.

“La diabetes es una condición multifactorial que principalmente en Puerto Rico la podemos atribuir a los estilos de vida, a la genética, y la obesidad. Comemos demasiadas harinas refinadas, refrescos y bebidas endulzadas. No estamos haciendo ejercicio y obviamente (hace falta) una dieta balanceada”, explicó el galeno.

Ruiz dijo que la ciudadanía debe ejercitarse y lamentó que muchas personas tengas máquinas de ejercicios en la casa pero no la usan. Además, el diabético debe orientarse con su médico para usar sus fármacos correctamente.

También advirtió la importancia de comer de forma apropiada, sobretodo en la época navideña.

“Si va a comer pasteles, mire, es medio pastel pequeño, pero no se coma un pastelón. Es saber comer, se puede comer por porciones”, indicó Ruiz.

Por su parte, la nutricionista Santiago dijo que la diabetes no se debe tratar de controlar con una sola solución drástica, como dejar de comer azúcar, sino medidas pequeñas.

“Yo nunca digo dejen de comer nada, es comer menos”, expresó.

Testimonio contra la diabetes

María del Pilar Kuidlán Díaz tiene 67 años, es vecina de Carolina y trabaja como enfermera. Es la única de nueve hermanos que tiene diabetes, pero sus padres y dos de sus hijas también sufren de la terrible enfermedad.

Según contó durante la actividad, la mujer entiende que su condición se debe, en gran medida, a que no cuidaba bien su salud, a pesar de su profesión. Nunca hacía ejercicio y no sacaba tiempo para cenar o almorzar.

Hace 17 años, y con un peso de 250 libras, la mujer desarrolló diabetes, la misma condición que mató a su madre, atacó a su padre y le costó la pierna izquierda de una de sus hijas, que tuvo que ser amputada por esta enfermedad.

Sin embargo, un cambio en su mentalidad ha llevado a Kuidlán Díaz y a transformar por completo su estilo de vida.

“Ahora yo camino regularmente y llevo mi dieta. Voy al médico cada tres meses y me tomo mis pastillas, porque no soy dependiente de insulina, como mi hija (la que perdió una pierna) que necesita tres dosis al día”, afirmó la mujer.

“Se trata de uno cuidarse”, agregó.

En efecto, la nutricionista Santiago dijo que para mantener la condición de diabetes bajo control se deben seguir tres pasos claves: visitar a tu profesional médico para estar bien informado de tu condición; mejorar la relación con la comida (saber qué se debe comer) y finalmente hacer ejercicios, aunque sea 10 minutos al día.

“El sedentarismo y los malos hábitos de alimentación resultan en sobrepeso que aumentan los factores de riesgo para la diabetes”, indicó Santiago.