Señales:

Olvidos. Si olvidó una reunión puede ser normal; no recordar haberla pactado, debe ser motivo de preocupación. Desconocer aunque sea por un momento para qué es la computadora, el bolígrafo, el tenedor o el celular son alertas rojas. 

Personalidad y humor. Cambios dramáticos como estar excesivamente tranquilo o presentar repentinamente inquietud, agitación o preocupación excesiva; o pasar de la alegría al mal humor sin aparente razón, puede ser otro signo. 

Objetos en lugares absurdos. Poner las llaves en el mismo sitio y un buen día dejarlas  en el freezer o en el baño es para estar atento. Lo mismo con cualquier objeto de uso común. 

Información fresca. No retener cosas recién aprendidas, pedir la misma información una y otra vez, o ayuda para lo que antes hacía por sí sola, pude ser otro síntoma. 

Desorientación. Si momentáneamente se olvidó de que estaba en la oficina en donde trabaja todos los días, mucho ojo. No es lo mismo levantarse en un hotel y desubicarse, que sentir confusión en un lugar que visita con frecuencia.

Iniciativa. Si no recoge algo que se haya caído cerca, deja la trastera que antes fregaba, no hace sus pasatiempos favoritos, deja de ir a actividades sociales, o muestra exceso de pasividad, podría indicar un problema.

Irracionalidad. Regalar dinero, ponerse ropa que no combina, sentarse en lugares incómodos o tener conductas poco apropiadas a la ocasión, podrían ser indicativos. 

Dificultad al hablar. Problemas para seguir una conversación común, repetir mucho u olvidar de qué hablaba sin que haya interrupción, son un alerta.

Imágenes y olores. Confundir palabras, no poder estimar distancias o nombrar un color, no reconocerse en un espejo o no poder identificar olores comunes como el de un guineo, vainilla o canela podría ser un aviso.

Mitos:

Se dice que para evitar el Alzheimer se puede consumir una o dos cervezas al día y no va a padecer el mal. Falso, con los niveles de ingesta de alcohol en Puerto Rico, casi nadie tuviera la enfermedad.

La falta de insulina en el cuerpo produce Alzheimer. Falso. 

Puedes prevenir el Alzhemier si mantienes tu mente ocupada. Falso. Personalidades como Jack Nicholson que debía aprenderse libretos de películas, al igual que el ex presidente de Estados Unidos Ronald Reagan, quien fue diagnosticado con la enfermedad mientras todavía estaba en el cargo, son algunos ejemplos de que la relación no es directa.

Se puede identificar un gen que causa la enfermedad. Falso. Puede haber predisposición pero no siempre se desarrolla la enfermedad o se va a heredar.

Resolver crucigramas te va a prevenir de desarrollar la enfermedad. Falso. Todavía no se ha identificado nada para evitar el Alzheimer. Si te va a dar, te da. Los medicamentos, disponibles hasta ahora, solo logran retrasar en algunos casos el avance del mal una vez se detecta.

No es fatal. Falso. El deterioro en las funciones del cuerpo a consecuencia del Alzheimer provocan paros renales y otras condiciones que tienen su raíz en la enfermedad.

Solo la padece gente muy mayor. Falso. Cada vez se diagnostican personas más jóvenes pero a falta de un registro actualizado, no se sabe cuán dramático es el problema en la Isla.