El alcalde de Toa Baja, Bernardo “Betito” Márquez, lamentó hoy la muerte de la joven Rosimar Rodríguez, quien se encontraba desaparecida desde el 17 de septiembre y su cuerpo fue hallado el domingo en un pastizal en Dorado.

Rodríguez, de 20 años, fue secuestrada frente a su residencia en el barrio Sabana Seca, en Toa Baja. La directora del Negociado de Ciencias Forenses, María Conte, informó ayer que el cadáver localizado en Dorado corresponde a la joven.

“Se le ha perdido respeto a la vida”, expresó el alcalde en WKAQ 580. “Estamos a la espera de cuáles son los resultados de esta investigación”, agregó.

Márquez, además, solicitó que se declare un estado de emergencia por la violencia contra las mujeres.

También pidió justicia para Alexa, quien fue asesinada a tiros durante la madrugada del 24 de febrero en la carretera PR-165, en Toa Baja.

El crimen de la mujer trans no ha sido esclarecido.