Lilliam Álvarez de Toledo, convicta de timar a decenas de inmigrantes con el trámite de visados y otros servicios de gestoría de documentos, fue declarada hoy, lunes, procesable para encarar el proceso de sentencia que tiene pendiente en el Tribunal de Primera Instancia de Bayamón.

El juez superior Julio de la Rosa Rivé acogió la recomendación de la psiquiatra del Estado, Yamilka Rolón García, quien declaró que la mujer entiende el proceso judicial que pesa en su contra.

“Fue cooperadora, no presentó una conducta desorganizada ni sicótica y pudo hablar sobre el status del caso”, resumió la psiquiatra, quien evaluó a Álvarez de Toledo, el pasado 4 de agosto.

El juez dijo que había ordenado que la convicta fuera sometida a una evaluación psiquiátrica “para salvar cualquier responsabilidad en vista de los acontecimientos recientes”.

Alvarez de Toledo, quien se apoya en un andador para caminar, estuvo recluida en un hospital psiquiátrico del 8 al 16 de junio de este año.

En marzo pasado hizo alegación de culpabilidad por 64 cargos de fraude y apropiación ilegal agravada con miras a una sentencia suspendida, a cambio de restituir paulatinamente a las personas perjudicadas, en su mayoría dominicanos, unos $10,800.

Sin embargo, el informe presentencia que rindió la técnica sociopenal Namir García Rodríguez es adverso a la convicta.

Sus abogados, Antonio Arraiza Miranda y Eduardo de Jesús García, asignados de oficio al caso, impugnarán el informe presentencia en una vista el próximo lunes, 17 de agosto en la sala 704, que preside el juez de la Rosa Rivé.

“Estamos esperanzados en que ella (la técnica sociopenal) cambie su recomendación. Cuando se rindió el informe hace un mes, doña Lilliam no tenía casa y uno de los requisitos para la probatoria es que tenga residencia. Ya eso se subsanó”, dijo Arraiza Miranda en entrevista con este medio.

“Ella (la convicta) aceptó su culpa y está enferma. Tiene que operarse”, agregó el abogado.

En una de las vistas anteriores, los abogados informaron que su cliente reside en Santurce. La mujer se hospedó por un tiempo en un hotel, luego de ser desahuciada de su residencia en Miramar.

Ante el cambio de domicilio y de la investigación para la elaboración de un informe presentencia, el juez había ordenado que la técnica sociopenal prepare un informe suplementario que se discutirá el lunes.

Álvarez de Toledo, quien operaba la compañía Welcome USA, se declaró culpable de 64 cargos de fraude y de apropiación ilegal agravada por cobrar a 32 víctimas, mayormente de nacionalidad dominicana, por trámites para visados de viaje y de trabajo, que no realizó.

Como parte del acuerdo, la mujer deberá restituir $10,800, cifra que pagará a través de mensualidades de $150.00

Según el Ministerio Público, que estuvo representado en la vista por la fiscal Arlene Gardón Rivera, la mujer timó a sus víctimas la cantidad de $37,000.

Mujer se declara culpable por timar a decenas de inmigrantes

Mira la portada de primerahora.com