La cantidad de clientes de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) sin servicio aumentó esta tarde a 453,000, cifra que se espera se mantenga estable o se reduzca en la medida en que la tormenta tropical Isaías salga de la zona local y comiencen las labores para reestablecer el sistema, informó Fernando Padilla, director de gerencia de proyectos y restauración de la corporación pública.

El funcionario explicó que algunas brigadas próximamente podrían estar saliendo a verificar el sistema y comenzar reparaciones siempre y cuando las lluvias y los vientos no sean una amenaza para los trabajadores. En total, la AEE tiene 235 brigadas para trabajar la emergencia, precisó.

“Hasta ahora no tenemos averías por una destrucción de alguna parte el sistema. Eso me lo confirma la cantidad de clientes que se mantienen en servicio”, dijo Padilla. Actualmente, los clientes bajo el apagón representan el 30% de los conectados al sistema de la AEE.

“En la tarde se está despejando un poco el cielo. La parte más complicada es el suroeste con el paso de la última banda de lluvias”, dijo. Las zonas más afectadas por las interrupciones en servicio eléctrico son Ponce, Caguas y Mayagüez.

El funcionario alegó que aun cuando tienen varias líneas de transmisión de electricidad fuera de servicio, la energía en la red es suficiente para alimentar las subestaciones y llevar el servicio hasta las casas.

Indicó que las inspecciones aéreas de las líneas de transmisión, cuya reparación daría más estabilidad al sistema, probablemente no comiencen hasta mañana cuando las condiciones climáticas mejoren.

Padilla expresó que, aún con las líneas de transmisión que están fuera de servicio, el “sistema de transmisión ha presentado estabilidad” por lo que no prevén que se necesiten reparaciones extraordinarias para reconectar a los clientes.

Las primeras líneas que serán reconectadas son las que llevan energía a los hospitales, el aeropuerto y otras instalaciones de servicios críticos.

En horas de la mañana de hoy la cantidad de clientes sin servicio rondaba los 300,000. La interrupción del servicio a estos clientes ocurrió, en parte, por la salida de funciones de múltiples líneas de transmisión, lo que llevó a la corporación pública a reducir la producción de electricidad en la isla ya que no podían llevar la energía hasta los clientes. También se han reportado muchas averías en el sistema de distribución de electricidad, que es el que funciona a nivel comunitario y al que están conectadas las casas.

Padilla exhortó a las personas a reportar las averías que detecten a través de las redes sociales de la corporación pública o llamando al (787) 521-3434.