Miami.- Una yegua de tres años sustraída de un establo en Hialeah fue encontrada horriblemente descuartizada en una zona boscosa de esa localidad aledaña a Miami, para la venta de su carne luego en el mercado negro, informaron hoy medios locales.

"Ellos (las personas que descuartizaron la yegua) utilizaron posiblemente un machete o un largo cuchillo de carnicero y le intentaron atravesar el corazón", explicó Richard Couto,de la Misión para la Recuperación de Animales, según recogió el canal 7 News.

Los restos del animal fueron localizados en la mañana de ayer en un terreno que fue antigua propiedad de la Sociedad para la Prevención de la Crueldad Animal (SPCA).

La yegua, "Smart Amanda", fue robada sin violencia en la madrugada de ayer de un establo cercano y conducida con una cuerda alrededor del cuello al lugar donde se hallaron los restos del animal.

La Policía y otras agencias investigan este caso de crueldad animal. "Estoy seguro de que fue muy doloroso para la yegua. Podías ver un reguero de sangre en varios metros alrededor, allí donde el animal intentó levantarse y escapar. Se levantó varias veces y cayó sangrando", explicó Laurie Waggoner, portavoz de la SPCA.

Por su parte, Couto apuntó que la yegua fue descuartizada estando viva y que el destino de la carne es el mercado negro.

No se trata del primer caso de este tipo que sucede en la zona. En 2013 y en enero pasado fueron descubiertos en este terreno boscoso varios caballo descuartizados.

"Son los mismos asesinos y descuartizadores", agregó Couto.