MÉXICO.-  La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente denunció un ritual que se lleva a cabo en una comunidad del estado de Yucatán, en el sureste de México, en la que se maltrata a animales domésticos.

La Fiscalía consideró que en la comunidad de Citilcum, municipio de Izamal, se realizan "actos de crueldad animal" cuando se lleva a cabo el ritual conocido como "Kots Kaal Pato", una práctica transmitida de padres a hijos pero cuyo origen desconocen hasta los ancianos del lugar.

Según explicó la procuraduría en una nota de prensa, de acuerdo con las versiones de los denunciantes se trata de un "ritual sangriento en el que se utilizan diversos ejemplares domésticos, principalmente patos, los cuales son amarrados de las extremidades a una estructura, generalmente hecha de madera, y donde un concursante debe arrancar con sus manos la cabeza del ejemplar vivo".

La entidad reconoció que los actos de maltrato animal no son de su competencia pero, aun así, consideró necesario interponer una denuncia ante los órganos competentes porque esa conducta "es contraria a la ley para la protección de la Fauna" de Yucatán.

La polémica por el "Kots Kaal Pato" surgió tras un reportaje difundido por internet en el que se muestra el ritual y se observa a diversos animales introducidos en piñatas que luego son rotas a palos. También se ve a un pato atado cabeza abajo y jóvenes que saltan hasta agarrarle la cabeza y desgarrársela del cuerpo. El que lo hace, gana el pato y se lo puede llevar a su casa.

El reportaje motivó al Movimiento Animalista Ciudadano de Yucatán a denunciar esta práctica que, en su opinión, "carece de lógica, antecedentes y contexto religioso o cultural que lo justifique" y donde "se fomentan comportamientos violentos, salvajes y sanguinarios".