Una necropsia determinará fuera de toda duda si un perro fue quemado vivo esta tarde en una urbanización de Caguas.

Según se informó, la Policía cumplía una orden de arresto contra Adalberto Santiago Rodríguez por un caso de desacato tras no comparecer al Tribunal de Caguas a una vista pautada para el 13 de marzo. Cuando los alguaciles llegaron a una residencia en la urbanización Santa Juana para arrestarlo, una vecina acusó al hombre de quemar a su propio perro en un carrito de compras.

Inicialmente la oficina de Prensa de Caguas había informado que el perro había sido quemado vivo.

Ante este cuadro, el fiscal Nelson Pérez ordenó realizar la necropsia. Santiago Rodríguez fue ingresado en prisión por el caso de desacato luego de que el juez Ricardo G. Marrero le fijara una fianza de $10,000