La jueza Adria Cruz Cruz encontró causa para arresto anoche contra Ángel Mercado, acusado por supuestamente causarle la muerte a una perrita que había rescatado de la calle, al dejarla abandonada sin comida y atada con una cadena a un zócalo de su casa en el sector El Yeso, de Ponce.

Tras amarrarla, el hombre se fue del lugar. El can murió poco después de ser liberado.

La muerte del animal ocurrió el 23 de febrero e inicialmente la fiscal Ada Torres, de la región judicial del Ponce, decidió que no había los elementos para acusar al hombre. Luego el Departamento de Justicia reevaluó el caso y ayer anunció que sometería cargos contra el hombre por negligencia agravada y confinamiento de animales, ambos delitos tipificados en la Ley de Protección de Animales.

Cruz Cruz le fijó una fianza de $10,000 que fue diferida por la Oficina de Servicios con Antelación al Juicio.

La vista preliminar quedó pautada para el 18 de marzo.

La fiscal Annette Esteves presentó la prueba. El agente Rubén Díaz trabajó la querella por el precinto de La Rambla.

Según trascendió, nunca se le pudo realizar una necropsia al animal, ya que la perra fue devuelta al ahora imputado.