Miguel Mendoza Salinas prestó anoche una fianza de $45,000 para quedar libre tras ser acusado por herir de bala a un perro en hechos ocurridos el domingo en la noche frente a una capilla en el barrio Ingenio, de Toa Baja.

La jueza Nydia del Carmen Ríos, del Tribunal de Bayamón encontró anoche causa para su arresto por dos violaciones a la Ley de Armas y maltrato de animales luego de ser arrestado en el cafetín Pellín, del citado barrio.

Según las autoridades, el hombre le disparó a un perro en presencia de un niño de ocho años a las 7:20 p.m. del domingo. Mendoza Salinas, se informó, manejaba una motora por el lugar, el perro le ladró y corrió hacia él. Acto seguido el individuo saca un arma de fuego e hirió al animal. 

El perro fue llevado a una clínica donde le diagnosticaron herida con entrada y salida. La bala no afectó ningún órgano.

Mendoza Salinas dijo en la escena que pagaría por los gastos del veterinario y abandonó la escena. 

El agente Ángel Rodríguez del Cuerpo de Investigación Criminal de Toa Baja investigó los hechos y consultó el caso con el fiscal Félix Fumero.

El hombre tiene récord delictivo por Ley de Armas y violencia doméstica.

En la escena se ocupó un casquillo de bala .40.