Suplicó por su vida diciéndole a su atacante que tenía hijos y este, entre burlas, golpes e insultos, le contestó que la volverían a ver en el cielo.

Hasta ahí llegó el nivel de sadismo de un individuo que secuestró a una mujer de 28 años y la violó y torturó por horas, para luego dejarla tirada en un vertedero clandestino en la zona de El Corcho, en el barrio Daguao de Naguabo, como si fuera basura.

Debido a la condición de la víctima, que se agravó ayer y tuvo que ser trasladada al Centro Médico de Río Piedras, donde fue sedada y entubada, no se han podido obtener más pistas del violador, descrito como de 20 años de edad, de tez trigueña, mediana estatura y barrigón. 

El carro donde raptó a la mujer y la llevó de Humacao a Naguabo fue descrito como un Toyota Corolla color azul “royal” con un guía decorado con los colores rosa y negro con el personaje de Hello Kitty, al igual que las alfombras.

De hecho, ayer la Policía detuvo a una mujer que manejaba por Carolina  un vehículo con características muy parecidas al que guiaba el atacante. La conductora  fue entrevistada pero, al filo de las 8:00 p.m., la dejaron ir al descartarse cualquier vínculo.

“Ese vehículo no está involucrado en este caso”, dijo la teniente Sharon Ruiz, subdirectora del Cuerpo de Investigación Criminal de Humacao, agregando que estaban recibiendo confidencias “más fidedignas” en relación al caso y se estaban corroborando. No ofreció más información al respecto. 

Los espeluznantes hechos se remontan al martes en la mañana cuando la víctima, madre de dos niños pequeños, salió  a comprar leche en un colmado cercano antes de llevar a los menores al pediatra y ahí fue cuando el sujeto la raptó, manteniéndola cautiva por unas ocho horas, durante las cuales la abusó repetidas veces a punta de cuchillo. 

Más temprano en el día, la teniente  Ruiz  indicó que la situación  se complica ahora que la víctima aún no podrá ser entrevistada formalmente por su delicada condición de salud. Se indicó, además, que la joven madre sería intervenida quirúrgicamente. 

“Se nos está complicando el panorama porque el cuadro clínico de la víctima empeoró y fue trasladada de emergencia desde el Hospital Ryder al Centro Médico para entubarla. Eso nos retrasa en volverla a entrevistar y le da tiempo a este individuo a cometer otra violación”, explicó la teniente.

Lee más: Se disparan las denuncias de violaciones en la Policía

Sobre el salvaje ataque, “la víctima nos indica que el hombre, utilizando un cuchillo, le cortó la camisa y con un pedazo de esta la amordazó. Ella tiene varias heridas de arma blanca en las manos y en los pies que son compatibles con heridas de defensa”.

De acuerdo con la teniente, la mujer explicó que “el sujeto la golpeó y la sodomizó en repetidas ocasiones, tirándola contra el piso mientras se burlaba. Ella trataba de apelar a sus sentimientos diciéndole que tenía hijos, pero ella dice que el sujeto le dijo que entonces los hijos la iban a ver en el cielo”.

La madre estuvo secuestrada desde las 6:00 a.m. hasta las 2:00 p.m., “que es cuando unos ciudadanos la encuentran en un vertedero clandestino en esa área y la ayudan”, agregó Ruiz.

“Cuando el hombre la montó en el carro ella estaba sola, sin sus hijos, pero sabemos que puede haber testigos del hecho, pero nadie ha salido a darnos información. La descripción del individuo y del vehículo que conduce es bien particular. Estamos esperando entrevistarla otra vez para poder desarrollar un boceto. Pero si alguien tiene información, puede llamarnos en completa confidencialidad”, añadió la oficial. 

Para confidencias, llame al 787-852-1224 ext. 4044 o  787-343-2020. 

Javier Colón colaboró con esta historia.