La Policía ha descartado que el hombre que el martes en la mañana violó a una mujer en Naguabo haya utilizado un vehículo de motor ubicado esta tarde en Carolina.

“Ese vehículo no está involucrado en este caso”, dijo la teniente Sharon Ruiz, subdirectora del Cuerpo de Investigación Criminal de Humacao. 

Agentes de la Policía intervinieron en la tarde con la conductora de un auto con características muy similares a las brindadas por la víctima de la violación. Luego la mujer fue entrevistada por las autoridades.

Ruiz explicó que si ese carro estuviera involucrado en el caso (de la violación) se habría ocupado, pero no fue así.

Agregó que recién han recibido confidencias “más fidedignas” en relación al caso y se están corroborando. Sin embargo no ofreció más información al respecto.

El vehículo del sospechoso ha sido descrito por la Policía como uno marca Toyota Corolla color azul royal, con los forros del guía y las alfombras de color negro y rosa del personaje Hello Kitty. 

Más temprano en el día la teniente Ruiz había revelado que la condición de salud de la víctima se agravó anoche y que la paciente está entubada en el Centro Médico de Río Piedras. 

Acto barbárico en Naguabo

Según la pesquisa preliminar, la víctima, un ama de casa de 28 años, salió del apartamento en el que vive junto a su madre y dos hijos en un residencial de Humacao, a eso de las 6:00 a.m. del martes, para comprar leche en el colmado de una gasolinera cercana, antes de llevar a los menores al pediatra. 

Sin embargo, según la Policía, cuando cruzó la calle, fue interceptada por un vehículo y un delincuente la obligó a abordar su automóvil marca Toyota Corolla color azul royal, tras amenazarla con un arma cortante. 

La mujer fue trasladada hasta Naguabo, donde el desconocido la llevó al área del Corcho, en el barrio Daguao, que colinda con la antigua base de Roosevelt Roads, en Ceiba. Allí, según denunció la víctima, pasaron por un camino en tierra y llegaron a un área de manglar donde el sujeto la obligó a quitarse la ropa y abusó de ella en repetidas ocasiones.

Mientras abusaba sexualmente de la mujer, el maleante le cortó las manos, la planta de los pies, el cuello y otras partes del cuerpo e hizo expresiones de odio hacia las mujeres, indicó la Policía.

Luego, sacó un asiento protector y lo colocó en el baúl para que ella se acostara y así ocultarla. Bajo amenaza de muerte, manejó hacia una gasolinera para abastecerse de combustible y luego lanzó a la víctima en un vertedero clandestino en el área de Naguabo.

La víctima, quien vestía solo su ropa interior y un pantalón, le dijo a los investigadores que logró sacar de entre la basura una pieza de ropa la cual utilizó para cubrir su cuerpo y así llegó hasta una casa cercana donde pidió ayuda a eso de las 2:00 p.m.

Un delito que va en alza

El violador fue descrito como barrigón, de tez morena, estatura mediana y unos 20 años.

Hoy, jueves, los investigadores localizaron a los ciudadanos que le brindaron ayuda a la mujer y fueron entrevistados para ampliar la pesquisa. 

También la Oficina de la Procuradora de las Mujeres se puso a disposición de la familia de la víctima y el municipio de Humacao envió una empleada para asistirles. 

Cualquier información que ayude a dar con el paradero del agresor sexual o para identificar el automóvil será recibida a través de los teléfonos (787) 852-1224   extensión 4044 o a la línea confidencial 343-2020.