Uno de los dos jueces argentinos que en un controvertido fallo redujeron la condena de un abusador de menores por la supuesta inclinación sexual de la víctima presentó su renuncia en medio de un repudio generalizado y un proceso de juicio político en marcha para su remoción.

Horacio Piombo, miembro del tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires, dimitió ante la Corte Suprema de Justicia bonaerense, confirmó a AP la oficina de prensa y comunicación del máximo tribunal. No trascendieron las razones de su renuncia.

Piombo y su colega en la sala I de la Cámara Penal de Casación, Benjamín Sal Llargues, le redujeron en 2014 la sentencia a Mario Tolosa, vicepresidente de un club deportivo, de seis años a 38 meses por abuso sexual de niño de seis años. Determinaron que sus actos no deberían ser considerados "gravemente ultrajantes" en términos legales por "la familiaridad que el niño ya demostraba en lo que a la disposición de su sexualidad se refiriera", una aparente referencia a la homosexualidad.

"La renuncia de Piombo a su cargo de camarista es una reacción a la enorme movilización y repudio social", dijo Esteban Paulón, presidente de la Federación Argentina de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. Esta organización impulsó un pedido de juicio político contra el juez ante el Consejo de la Magristratura provincial.

"Saber que no estará más al frente de tan importante responsabilidad en la Cámara de Casación bonaerense nos da una enorme tranquilidad", agregó el activista.

Los dos jueces fueron autores de otra polémica sentencia en la que disminuyeron la pena de un pastor que fue declarado culpable de abusar de dos chicas adolescentes, bajo el argumento de que la pobreza de ellas las hacía susceptibles a tener relaciones sexuales tempranas.

En 2011 redujeron la sentencia del pastor evangelista de 18 años de cárcel a 9 años y medio. Francisco Ávalos fue declarado culpable en 2004 de sostener relaciones sexuales con dos chicas menores de edad que asistían a su iglesia.

Los jueces justificaron su decisión al escribir que el pastor sostuvo "relaciones con mujeres que viven en comunidades en las que el nivel social acepta relaciones a edades muy bajas".

En medio de fuertes manifestaciones de repudio, Piombo renunció la semana pasada a su cargo de profesor titular de derecho en la Universidad de La Plata.

Paulón adelantó que su organización insistirá con el juicio político contra Sal Llargues porque "personas que fallan de manera sexista, discriminatoria, clasista y misógina no pueden seguir teniendo la posibilidad de decidir sobre la vida, la libertad y la integridad de millones de bonaerenses".