Asunción - Un tribunal de Asunción condenó hoy a 30 años de cárcel a dos hombres por abuso sexual de menores y producción de pornografía infantil, la mayor sentencia impuesta en Paraguay por esos delitos, según la fiscal que llevó el caso.

Los condenados cometieron los crímenes desde el interior de la prisión de Tacumbú, donde cumplen condenas por homicidio.

El Tribunal de Sentencia consideró probado que los dos presos contactaron, a través del sistema de Internet del pabellón, a dos adolescentes que conocieron en las redes sociales, según un comunicado de la Fiscalía.

Según la fuente, luego fueron amenazadas por teléfono para que les visitaran en la cárcel, la mayor de Asunción, donde fueron abusadas sexualmente por los condenados, Jorge Pereira, de 32 años, y Feliciano López, de 57.

Ambos fotografiaron y filmaron a las adolescentes y distribuyeron esas grabaciones por Internet, según las pruebas presentadas por la Fiscalía.

La fiscal Teresa Martínez declaró tras la sentencia que se trata de "una condena histórica, ya que es la primera vez que se logra esta cantidad de años en un hecho de producción de pornografía infantil y coacción sexual".

Los dos presos fueron condenados a 20 años de cárcel, más 10 años como medida de seguridad, por los delitos de abuso sexual, coacción y producción de pornografía con participación de menores.

Martínez explicó durante el juicio oral, que duró dos semanas, que después de ser abusadas sexualmente las menores se negaron a volver a visitar a los presos, quienes realizaron llamadas al colegio donde estudiaban.

Una profesora de la escuela denunció el hecho ante el Ministerio Público, que ordenó el allanamiento del pabellón donde se encontraban los presos, donde se incautaron las computadoras y equipos que utilizaban.

Según la Fiscalía, los reclusos usaban el servicio de Internet del penal sin pasar por ningún tipo de control por parte de los responsables de seguridad del centro.