LONDRES.- La agencia criminal británica ha identificado a unos 300 posibles sospechosos en la investigación de abusos sexuales de menores en una población del norte de Inglaterra, informó el organismo hoy. 

La extensa investigación se da luego de un fuerte reporte en agosto pasado en el que se documentaron un gran número de casos de abuso sexual infantil en Rotherham, una pequeña ciudad de unas 250,000 personas. El reporte sacudió a Gran Bretaña al señalar que unos 1,400 niños habían sido víctimas de explotación sexual entre 1997 y 2013 y que las autoridades municipales no habían atendido el asunto.

Según el informe, cientos de niños fueron preparados, traficados y violados por las pandillas de Rotherham en ese período mientras las autoridades hacían poco para combatir el problema. Muchas pandillas estaban integradas por miembros de la comunidad paquistaní. Las niñas menores que se quejaron de ser víctimas de abuso sexual, con frecuencia eran ignoradas por las autoridades o etiquetadas de conflictivas, de acuerdo al reporte.

Steve Baldwin, el principal investigador de la agencia criminal, señaló que la pesquisa policiaca respalda las primeras afirmaciones sobre la cantidad de niños que fueron objeto de abusos y confirmó que dos de los sospechosos habían ocupado cargos en el concejo de la ciudad.

"El abuso que se ha dado en Rotherham es horrendo", aseguró. "Hemos reunido una gran cantidad de información en la que se detallan algunos eventos muy perturbadores".

Baldwin dijo que los investigadores intentan ganarse la confianza de la gente para que más víctimas den a conocer su situación. Dijo que es posible que los investigadores lleguen a documentar "miles" de abusos durante una investigación que se anticipe dure varios años.