Luego de entrevistas a ambas partes, la investigación relacionada a un supuesto caso de violación en Caguas podría estar “tomando otro ángulo”, según la Policía.

El comandante Manuel de Jesús, director del Cuerpo de Investigación Criminal de Caguas, explicó que tanto la querellante como el querellado, quien se enteró que era investigado a través de la prensa, brindaron esta tarde sus versiones de los hechos y todo apunta a que se trató de una relación sexual consentida. 

“El caso se citó nuevamente para mañana, pero está tomando otro giro. Se van a continuar con las entrevistas”, dijo De Jesús al explicar que tanto la querellante de 33 años como el individuo con quien sostuvo el encuentro sexual en los predios de una gasolinera, se conocieron en la red social Facebook.

No obstante, contrario a lo que la mujer había alegado inicialmente, ese encuentro no marcó la primera vez que se veían.

La querellante indicó que la alegada violación ocurrió ayer, martes, en una gomera ubicada en la carretera PR-172, jurisdicción de Caguas. Supuestamente la pareja estuvo conversando en el interior de un vehículo por varias horas cuando el hombre la mordió en un seno y la obligó a quitarse la ropa para sostener relaciones sexuales en contra de su voluntad.

El alegado agresor es empleado de la gomera.

Tras el acto la mujer manejó hasta un hospital en San Juan donde se querelló.

“La violación no está plasmada ahí”, dijo De Jesús al hablar del resultado de las entrevistas dirigidas por la sargento Hilda González, directora de la División de Delitos Sexuales de Caguas.

No obstante, el oficial precisó que comoquiera se consultará mañana con la Fiscalía de Caguas. “Vamos a hacer una consulta para cumplir con todo el protocolo en este tipo de caso”, dijo.

De Jesús sí confirmó que la mujer se querelló con la Policía. “Aparentemente sintió algún temor por alguna enfermedad”, sostuvo. 

El hombre llegó a la Comandancia de Caguas tras enterarse que era investigado por las autoridades.