El juez Harry Massanet, del Tribunal de San Juan, señaló para el 18 de mayo la sentencia contra Ramón Velázquez Feliz, convicto por cometer actos lascivos contra un menor.

El aplazamiento responde a que el informe presentencia no se ha completado, gestión para la cual el togado dio 20 días adicionales.

Entretanto, el hombre, de 58 años y quien se encuentra confinado en el complejo carcelario de Bayamón, podrá salir libre bajo fianza diferida por la Oficina de Servicios con Antelación a Juicio (OSAJ), una vez complete los trámites a esos fines.

El juez aceptó conceder esta petición de la abogada Miriam Ortiz, de la Sociedad para la Asistencia Legal (SAL), luego de que el fiscal Dwight Santiago tampoco expresara reparos a que el hombre sea excarcelado hasta que se determine su sentencia. 

La determinación responde a que Velázquez Feliz resultó convicto por actos lascivos contra un menor de 16 años, pero en la modalidad de tentativa. Además, el hombre residirá en una urbanización de Carolina, a suficiente distancia de la casa de la víctima en Barrio Obrero. 

“Va a estar ya a las 5:00 de la tarde en su residencia”, le ordenó el juez Massanet, a la vez que puntualizó que tiene prohibido frecuentar el vecindario o el área periférica de la residencia de la víctima.

“No puede tener comunicación directa o indirecta con la parte perjudicada ni con ningún familiar”, le recalcó.

Velázquez Feliz fue imputado en febrero de actos lascivos en modalidad agravada y, según la pesquisa, admitió los hechos. 

Su arresto se produjo luego de que vecinos suyos comenzaran a vigilarlo, debido a que sospechaban de sus intercambios con un menor de 16 años y con discapacidad mental. 

Uno de los vecinos, quien labora como policía municipal de San Juan, incluso consiguió grabar con la cámara de su teléfono móvil cuando Velázquez Feliz cometía el delito dentro de su vivienda en Barrio Obrero.