El siquiatra Gerardo Navarro Rodríguez fue sentenciado a cumplir 15 años y ocho meses de prisión por el cargo de transportar a un menor con fines de prostitución y conducta sexual criminal.

El juez federal Jay García Gregory emitió la sentencia, tal y como sugería un acuerdo de culpabilidad para el acusado, cuya práctica profesional se centró en la atención a niños y adolescentes.

“Es bien difícil pararme aquí y mirar a la persona que me hizo un daño tan profundo. En realidad no sé cómo existen personas que abusan de las necesidades de los demás”, indicó una de las víctimas al dirigirse al tribunal antes de que el juez emitiera la sentencia. 

El perjudicado contó con la ayuda del fiscal, Marshall Morgan, quien llevó el caso contra el psiquiatra de 60 años de edad.

Agentes de la Oficina de Seguridad Interna del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE-HSI) arrestaron a Navarro Rodríguez en septiembre de 2013, luego de someterse una denuncia que le imputaba actos criminales contra dos pacientes menores de edad. 

Una tercera víctima pudo ser identificada durante el transcurso de la investigación de las autoridades federales.

Sin embargo, el acuerdo de culpabilidad firmado por las partes se limita al abuso que se asegura sostuvo con uno de los menores cuando tenía 16 o 17 años de edad. Éste fue el mismo que habló en corte abierta sobre su victimización por parte del acusado, quien renunció a su derecho de dirigirse a tribunal.

“Siento que fui a un profesional a buscar una ayuda que nunca encontré. Él tomó ventaja de sus pacientes”, indicó el joven, quien ahora trabaja como enfermero.