Washington. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) investiga siete incendios en iglesias de comunidades negras ocurridos después del tiroteo del pasado 17 de junio en uno de estos templos en la ciudad de Charleston, en Carolina del Sur.

Esto se produce en momentos que el grupo "Caballeros Leales Blancos", perteneciente a la organización racista Ku Klux Klan (KKK), ha convocado una protesta en la ciudad de Columbia, capital de Carolina del Sur, para defender la bandera confederada.

El último de los incendios se produjo anoche en la iglesia metodista africana Mount Zion de Greeleyville, una pequeña localidad a 120 kilómetros de Charleston, informaron las autoridades locales.

Se desconoce por el momento si este incendio fue provocado, pero ya se sabe que sí lo fueron al menos dos de los otros seis que se investigan.

La iglesia de Mount Zion de Greeleyville, como centenares de otras desde el primero de estos incendios en 1822, ya ardió en 1995, cuando dos jóvenes blancos vinculados al Ku Klux Klan la prendieron.

No se precisan el lugar de los otros fuegos.

Un año después, el entonces presidente Bill Clinton visitó la iglesia reconstruida e hizo un llamamiento desde allí a la nación a unirse contra el racismo.

Ese incendio se enmarcó en una serie de al menos 30 incendios en iglesias de comunidades negras del sur de Estados Unidos.

Aunque se desconoce la causa de los siete fuegos investigados, las redes sociales han estallado en indignación ante las imágenes de iglesias afroamericanas en llamas, una fotografía que despierta los peores fantasmas del pasado del país.

Estos sucesos se han producido en las dos semanas posteriores a la masacre de Charleston, cuando el 17 de junio el joven blanco Dylann Roof mató a tiros a nueve feligreses negros en la iglesia afroamericana "Madre Enmanuel" con la intención de emprender "una guerra racial".

"Del racismo no estamos curados", reconoció Obama en una entrevista tras la matanza de Charleston.

"El legado de la esclavitud, (las leyes de segregación racial) Jim Crow y la discriminación en casi todas las instituciones de nuestras vidas proyectan una larga sombra. Eso sigue siendo parte de nuestro ADN", dijo el presidente, en términos más contundentes de los que suele usar para hablar de los problemas raciales. 

Sobre la manifestación del KKK, la protesta se realizará el próximo 18 de julio en las instalaciones del Capitolio en Columbia, con el objetivo de "defender la historia y la cultura blanca que la derecha quiere borrar los libros de la historia", según el mensaje que la propia organización dejó hoy en el periódico "The State" de Columbia.

James Spears, portavoz del grupo  identificado como "gran titán" del mismo, dijo que los oradores discutirán la esclavitud, y posteriormente celebrarán una ceremonia de iluminación -o quema- de cruces en una propiedad privada.

La bandera confederada ha sido motivo de polémica tras el ataque en Charleston, porque el gatillero que en varias fotografías aparecía junto a la polémica insignia.

El trágico suceso de Charleston abrió un debate en varios estados del sur del país sobre el uso en los edificios públicos de la bandera confederada, que fue adoptada como propia en la Guerra Civil por los estados secesionistas de la Confederación, favorables a la esclavitud, frente a los estados norteños de la Unión.

Asimismo, la estación de televisión WRAL en Raleigh, capital de Carolina del Norte, informó hoy que el KKK repartió panfletos atacando al precandidato presidencial Jeb Bush por sus posturas sobre inmigración.

Racista declarado el pistolero