La directora de la escuela elemental Bernardo Huyke en Bayamón, Yolanda Ostolaza, optó por no entrar al plantel en solidaridad con los maestros.

 "Yo no entré porque es mi retiro también. Todos tenemos que estar unidos. Estoy solidaria con lo que está pasando. Esto es un deber moral", dijo.

 Su facultad la vitoreaba mientras ella hablaba.

Ostolaza lamentó que no haya más directores haciendo lo mismo que ella. "Es injusto para los maestros y los gerenciales", sostuvo.

El maestro historia de la escuela elemental, Raymond Santiago, dijo que está dispuesto a apoyar el paro de manera indefinida.

 "En mi casa somos dos. Mi esposa es maestra también de 23 años, como yo", sostuvo.

 Dijo que él y su esposa tomaron algunas previsiones para lidiar con la posibilidad de que se extienda el paro. "Hicimos adelantos al pago de la hipoteca para atender el evento", dijo Santiago.

 En la misma línea se expresó la maestra Susette Fuentes. "Que se extienda hasta que haya cambios a la Ley 160 (que enmendó el sistema retiro de los maestros)", sostuvo la educadora.