El gobernador Alejandro García Padilla firmó hoy la Ley de Acceso Financiero para Todos que viabilizará a personas inmigrantes que no tengan un estatus migratorio formal en el país, abrir cuentas de ahorro y cheques en bancos y cooperativas.  

“Muchos problemas sociales de nuestras comunidades de inmigrantes están vinculados a las barreras que enfrentan por la falta de acceso a productos y servicios financieros formales. Con el fin de permitir a los inmigrantes una vida más digna en Puerto Rico, estoy firmando esta ley que promueve su seguridad financiera y les permite la creación de activos personales, historial crediticio y una cultura de ahorro”, dijo el primer pjecutivo al convertir en ley la medida, en una ceremonia en el Salón de los Espejos en La Fortaleza.

A la actividad asistieron, el cónsul general de la República Dominicana en Puerto Rico, Franklin Grulllón, y el presidente del Comité de Integración Dominicana, Manuel Rodríguez Céspedes, líderes cooperativistas y Sonia Pacheco, presidenta de la Comisión de Cooperativismo en la Cámara de Representantes.

El nuevo estatuto dispone que toda institución financiera autorizada para operar en Puerto Rico pueda entablar relaciones comerciales de cuentas de ahorro y de cheques siempre y cuando se cumpla con la verificación de la identidad del cliente a través de una identificación provista por el Estado.

Para los inmigrantes con estatus migratorio irregular, esto ha sido facilitado a través de la política pública vigente que les ofrece la oportunidad de obtener un permiso de conducir que contiene toda la información necesaria para los trámites requeridos.

La nueva medida prohíbe la obtención y utilización de la información sobre apertura de cuentas autorizada por esta ley para fines de procesos de deportación u otras acciones de carácter migratorio.

“Nuestro país se enriquece con la comunidad inmigrante que muchas veces enfrenta trabas que se traducen en formas de marginación inaceptables para mi administración. Toda persona que viva en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico podrá beneficiarse de los productos financieros de los bancos comerciales o cooperativas de ahorro y crédito de la isla. Mi gobierno le ha garantizado a la comunidad de inmigrantes, sus derechos más fundamentales”, indicó el gobernador.

“Les garantizamos un derecho a la educación, un derecho de acceso a la salud y un derecho a una licencia de conducir. Ahora les damos la oportunidad de que se integren a la economía formal con esta nueva ley”, añadió García Padilla.