El Departamento de Estado reconoció el martes la aportación socioeconómica de la comunidad dominicana en Puerto Rico, al destacar que presenta una tasa laboral superior a la registrada en la población general y un impacto billonario en la economía de la Isla.

Con motivo de la Semana Dominicana en Puerto Rico, el secretario de Estado, David Bernier, destacó que casi el 50% de los inmigrantes dominicanos en la Isla participa en la fuerza laboral.

De acuerdo con una encuesta realizada para el Departamento de Estado, el 47.5% de los dominicanos en Puerto Rico están trabajando, en comparación con el 40% de la población general de Puerto Rico.

"Estamos reconociendo las aportaciones en todos los renglones de la sociedad que hace la comunidad dominicana, que los convierte en parte integral de nuestra sociedad y que valida todos los esfuerzos que se puedan hacer para mejorar su calidad de vida y que en última instancia son parte integral de nuestra sociedad", expresó Bernier, tras entregar una proclama al cónsul de la República Dominicana en Puerto Rico, Franklin Grullón.

El funcionario dijo que se puede esperar que dicha tasa laboral sea mayor si se toma en cuenta que el 47.5% corresponde solamente a los 66,000 dominicanos que fueron registrados en el Censo de 2010. Bernier recordó que varios estimados, incluyendo el Consulado Dominicano en Puerto Rico, apuntan a que en la Isla viven entre 150,000 y 200,000.

Para ilustrar dicha aportación, el Secretario de Estado reveló a este medio que la empresa Estudios Técnicos recientemente realizó una investigación que estimó en $1,700 millones el impacto de la fuerza trabajadora de dicha comunidad en la economía de Puerto Rico, incluyendo a las personas que no fueron contadas en el censo.

Mientras, la encuesta del Departamento de Estado apunta a que la mayoría de los trabajadores dominicanos labora en los sectores del turismo, la agricultura y la construcción, área en la que particularmente representan una porción significativa de la mano de obra.

"En noviembre, la Junta de Planificación registra 31,000 obreros en la construcción", dijo Bernier, "y base de los datos de la encuesta de comunidad, vemos que el 25% de esos obreros son dominicanos, pero la experiencia de desarrolladores (de proyectos de construcción) que hemos entrevistado es que supera el 50%".

Asimismo, Bernier señaló que el ingreso por familia en la comunidad dominicana es de $27,000 y que del total que está trabajando, el 19% está "auto empleada".

"Lejos de desplazar al trabajador puertorriqueño, complementa la mano de obra para darle fuerza a nuestra estructura económica", sostuvo Bernier. "Es gente trabajadora, que aportan, que cumplen con las leyes, que incluso son fundamentales para pilares de nuestra economía, como lo es el turismo, la agricultura y la construcción".

"Ese esfuerzo hay que valorarlo y aquilatarlo. Así que los programas de ayuda que se puedan ofrecer, además de que sean justos, son bien merecidos", agregó.

En ese sentido, Bernier resaltó los resultados de la Oficina de Orientación y Servicio al Inmigrante del Departamento de Estado. Dijo que desde el 2013 esa oficina ha atendido a 5,519 personas.

Señaló que de ese total, la mayoría (3,047) han buscado ayuda para la traducción de documentos. El segundo trámite de mayor demanda ha sido la solicitud de ciudadanía estadounidense, con 2,116.

Entre otros servicios implementados para atender necesidades de inmigrantes en la Isla, Bernier apuntó que 2,142 han aprobado el examen de la licencia de conducir. 

Próximamente espera iniciar la operación de otros proyectos, como servicio de orientación a sus necesidades particulares llamando por teléfono al 311. También se espera una campaña de orientación sobre derechos laborales y de educación en el manejo de tecnología en un acuerdo con la Junta de Telecomunicaciones.

El Secretario de Estado también adelantó que en los próximos días se espera que se convierta en ley el proyecto aprobado por la Legislatura que permitirá a los inmigrantes abrir cuentas bancarias sin importar su estado migratorio.