La Guardia Costera de Estados Unidos reportó hoy, sábado, el rescate el pasado jueves de dos ciudadanos de Granada que se encontraban a la deriva luego de que su embarcación sufriera desperfectos mecánicos tras zarpar el pasado 8 de mayo de San Martín.

El rescate de Benedicto McLawrence, de 64 años, y de Joel Bautista, de 30, que ya llevaban una semana en alta mar, ocurrió a 50 millas náuticas al norte de Puerto Rico.

Los hombres que viajaban a la isla de Granada no pudieron pedir ayuda debido a que el radio de su velero “Fool’s Wisdom” se encontraba inoperante.

Se informó que la tripulación del Cutter Oak de la Guardia Costera contactó el jueves en la tarde a su centro de comando en San Juan para informar del avistamiento de un barco a la deriva en el mar. La embarcación oficial se desvió para investigar y se topó con que el Fool’s Wisdom tenía su mástil roto por la mitad y un timón inoperable. 

“Tuvimos la suerte de estar en el lugar correcto en el momento adecuado y vimos un flotador naranja desplegado desde el velero”, informó en comunicado de prensa la comandante del Cutter Oak, Whitney Houck. 

“Me sentí aliviada al saber que habían empacado suficiente comida, agua y equipos de emergencia para su viaje y estaban bastante bien considerando el tiempo que habían estado a la deriva”, manifestó.

El barco oficial puso a bordo a los dos granadinos y remolcó su velero hasta la Marina de la Guardia Costera en San Juan.

Los dos pasajeros fueron trasladados a un hospital para recibir la atención médica necesaria.