El presidente de la Comisión Estatal Elecciones (CEE), Juan Ernesto Dávila, le solicitó a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) una asignación de $1,276,386 para realizar la segunda parte de las fallidas primarias del Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Partido Popular Democrático (PPD), cantidad que le fue de inmediato aprobada, según reveló el funcionario en entrevista con Primera Hora.

Dijo que, de ser ordenado por el Tribunal Supremo de Puerto Rico a realizar nuevamente todo el proceso electoral, se necesitaría una asignación de $9 millones y posiblemente dos meses para organizar el evento.

Pero, más allá del dinero, Dávila aceptó que la CEE no está preparada para realizar este jueves la continuación de las primarias, como lo ha pedido la Junta de Gobierno del PPD. Aceptó que podría reportarse un caos similar al del pasado domingo.

“Es muy complicado que esté para el jueves”, manifestó, al plantear que es conveniente hacer la segunda ronda el domingo, 16 de agosto.

Las afirmaciones las hizo tras aceptar que siente “frustración” por los problemas que la CEE les causó a los electores para poder ejercer su voto el pasado domingo, debido a que las papeletas no pudieron ser enviadas a tiempo a los respectivos centros de votación.

Es, de hecho, la falta de papeletas para los votos añadidos a mano una de las complicaciones que enfrentaría la CEE para continuar el proceso antes del próximo domingo. Al PPD le faltan 520,000 papeletas que le serían entregadas mañana, miércoles, por la imprenta Printech, en Cayey. Mientras, las papeletas del PNP, que no se precisó el monto, estarían para el jueves, informó el presidente.

En medio de toda la controversia que se ha suscitado luego de que la mayoría de los electores se quedaran sin votar en las primarias, Dávila precisó que se centra en organizar esta segunda ronda de votación para poder volver a inyectar confianza y seguridad al elector.

“En la Comisión ya iniciamos todos los trámites administrativos para adquirir bienes y servicios que necesitamos para culminar este proceso primarista este próximo domingo. Ciertamente, nos falta una información de parte de los partidos políticos para poder culminar este proceso. No obstante, ya nos hemos adelantado parte de la logística, especialmente la relacionada con los centros de votación, ya que hay volver a hacer la solicitud al Departamento de Educación para escuelas; los centros comunales que utilizamos, que los administra los municipios; los centros privados de votación, que hay que restablecer un nuevo contrato de arrendamiento; la logística para la distribución de las carpas, sillas, mesas, generadores, todo el equipo que se necesita para que los centros de votación puedan estar hábiles”, explicó.

Agregó que el PPD ya culminó el proceso de preparación de sus maletines, donde se encuentran las papeletas, y el PNP se propone terminar el proceso este mismo martes.

Estipuló que luego se tendría que coordinar el transporte del material electoral a los 62 precintos del PNP que no pudieron votar el pasado domingo y a los 76 precintos del PPD, que también se quedaron sin votar.

Junta de Supervisión da el dinero

Para que tenga una idea, las primarias costaron $9 millones. Pero, los errores reportados el pasado domingo llevarán a tener que hacer una inversión millonaria adicional de $1,276,386 adicionales.

Primera Hora confirmó que el dinero ya le fue aprobado por la JSF. Sería la Oficina de Gerencia y Presupuesto quien tendría que dar la suma para continuar con el proceso.

Dávila informó que la petición monetaria la hizo ayer. Sin embargo, no fue hasta la mañana de este martes que la Junta recibió el pedido y en la tarde ya le había sido aprobada.

“La JSF está comprometida con un proceso electoral democrático debidamente financiado; no obstante, la eficiencia en el uso de los fondos es vital”, se destacó en el anuncio de que se concedió el dinero.

Estos fondos serán para costear el alquiler de centros de votación privados, baños y lavamanos portátiles, generadores de electricidad, carpas, sillas, meses, así como para pagar a los camiones que llevarían el material electoral a las Juntas de Inscripción Permanente de los pueblos en los que se realizaría el evento.

“El acarreo es una cantidad considerable. Es llevar el día antes y pernocta en el cuartel”, sostuvo, al explicar lo alto de la suma necesaria para esta segunda ronda de votación.

Reacciona a las demandas

En cuanto a las múltiples demandar incoadas contra la CEE, Dávila expuso que es normal que en un proceso electoral se radiquen múltiples planteamientos ante el tribunal. Dijo que lo importante es que la institución electoral está dispuesta a acatarlas.

En cuanto a la demanda de la gobernadora Wanda Vázquez, quien aspira a conseguir el cargo por vía electoral bajo la insignia de la Palma, expuso que la determinación de la Comisión es “no divulgar resultados”.

Mientras, sobre si el Supremo acoge la demanda de Carlos Delgado Altieri, aspirante a la gobernación del PPD, para celebrar las primarias este próximo jueves, expuso que “colocaremos todo nuestro empeño y todo el esfuerzo y labor que sea necesario para cumplir”.

Sin embargo, insistió en que “la contención de este servidor es que el jueves no es posible realizar este evento. Debe ser el domingo, que fue el acuerdo que se llegó por unanimidad de los presidente de los partidos políticos y de los comisionados electorales”.

Además, se les cuestionó si habría capacidad económica y administrativa para acatar una posible determinación del Tribunal Supremo para realizar todo el proceso de primarias nuevamente. Dávila respondió que necesitan dinero y tiempo.

“El proceso electoral costó ahora alrededor de $9 millones, así que esa misma cantidad de dinero y, por supuesto necesitaríamos tiempo, semanas, semanas, varias semanas para poder realizar este evento”, sentenció, al aceptar que en este caso las primarias podrían ser el próximo mes de octubre.

“Eso el Tribunal Supremo lo adjudicará y yo reconozco la sabiduría de cada integrante del alto foro”, manifestó, al mostrarse esperanzado de que este escenario no ocurra.

Por otro lado, el presidente de la CEE dejó en manos de los comisionados electorales la determinación de terminar el contrato con la imprenta Printech, una de las señaladas como responsable de los problemas de las primarias.

Cuando se le cuestionó si ya había meditado sobre en qué se falló, Dávila reconoció que “fallamos, verdad. Esto ha sido una responsabilidad compartida. No solamente la de este servidor, sino la del aparato operacional y le puedo decir que estaré mucho más pendiente de cómo se están llevando a cabo los proceso, especialmente lo que respecta al embalaje de los distintos maletines electorales”.

¿En qué falló usted?, se le cuestionó.

“Yo en cuanto a adjetivos a este servidor no me voy a expresar sobre ellos. Yo trabajé intensamente durante todo el mes de junio y julio en la planificación de este evento. Ocurrió como ocurrió y estamos en donde estamos y estoy enfocado en que el evento del domingo podamos realizarlo en un trabajo en equipo y en eso estoy enfocado”, admitió.

Reiteró en que una vez culmine todo el proceso de las primarias, meditará en si debe o no renunciar como presidente de la CEE.

Por último, Dávila hizo un llamado a la calma y pidió a los electores que “tengan la certeza de que el voto que cada uno emitió será contado y adjudicado”.

Afirmó que demostrará a base de trabajo y esfuerzo que los electores pueden confiar en la institución electoral.