Líderes magisteriales catalogaron como un éxito total el primer día del paro de 48 horas que paralizó hoy la mayoría de las escuelas del país.

“Esto es un mensaje al pueblo de Puerto Rico de que esa ley es mala. Entendemos que el Gobierno tenga que hacer una revisión de los sistemas de retiro, pero no estamos dispuestos a entregar todos nuestros beneficios adquiridos”, enfatizó Aida Díaz, líder de la Asociación de Maestros mientras compartía en la manifestación en la Escuela Central de Artes Visuales (Central High) de Santurce.

“Entendemos que hayan podido cometer un error y los invitamos a rectificar. Sé que la prisa por la presión de las casas acreditadoras pudo haberlos llevado al error”, agregó.

Díaz confirmó además que los padres y estudiantes habían escuchado el llamado magisterial y no habían acudido a las escuelas. De hecho, en los casos en que sí acudieron, fue para unirse a las protestas.

Asimismo, desde bien temprano en la mañana Eva Ayala, presidenta del grupo Educamos, estuvo en el piquete de la escuela Gabriela Mistral de Puerto Nuevo, a donde a medida que avanzaba el día llegaron otros líderes magisteriales, maestros y representantes de partidos políticos, gremios y otras organizaciones.

 Mientras conductores respaldaban las protestas con bocinazos, una escena que se repetía frente a todas las escuelas.

“Aquí hay un ambiente familiar, de sacar el salón de clases a protestar a la calle, dando una lección de dignidad”, resaltó Ayala, mientras recibía mensajes de las diferentes regiones confirmando un elevado número de maestros que participaban del paro.

 Por su parte, María Elena Lara, líder de la Federación de Maestros, también se expresó complacida por la respuesta al llamado al paro. “Estoy muy satisfecha con lo que he visto. No hay clases en Puerto Rico, es paralización total”, indicó.

Lara resaltó que al paro se habían unido padres y estudiantes en diversas escuelas. Añadió que “se nos han unido directores, personal de oficinas, de comedores, conserjes y jubilados”.

“El magisterio ha respondido con unidad en acción ante el atropello de una ley injusta”, añadió Lara, al tiempo que anticipaba que mañana en la tarde todo los maestros del país se congregarán frente al Departamento del Trabajo.

Tanto Díaz como Lara dejaron ver que este paro es apenas el comienzo de una lucha encaminada a que se derogue la reciente ley que modificó el Sistema de Retiro de Maestros. Lara mencionó que los miembros de la Federación se estarían reuniendo para decidir futuras acciones, y exhortó a las demás organizaciones a mantenerse activos en manifestaciones. Díaz no descartó la celebración de un segundo paro y, posteriormente, si no se llega a una solución satisfactoria, incluso considerarían una huelga indefinida.

Por otro lado, las protestas contaban con vigilancia policial y apenas se habían reportado incidentes mayores. Según información en poder de algunos líderes magisteriales, sí se reportaron incidentes aislados. En la escuela Rafael Martínez Nadal de Corozal, según trascendió, una directora intentó atropellar a un manifestante y la perjudicada estaba en proceso de registrar la querella ante las autoridades, y en Barranquitas se había reportado un incidente menor con un vehículo que había bloqueado una entrada.

En algunas vías, las manifestaciones de maestros han forzado el cierre de algunos carriles.