Una embarazada en Inglaterra fue golpeada con bates de béisbol y recibió heridas en la cara con un cuchillo grande por una pandilla de enmascarados que irrumpieron en su casa mientras ella estaba a punto de ir al hospital para dar a luz. 

Según el dailymail.co.uk, la mujer sufrió una hemorragia y se dice que puede tener una fractura craneal. A pesar del ataque, la mujer, quien no ha sido identificada, dio a luz a un bebé sano el martes en el Hospital de Basildon.

Según las autoridades, los cinco hombres entraron a su casa en Basildon, en el condado Essex, alrededor de las 8:30 p.m.  Se informó que también la atacaron con barras de hierro. 

Al momento del ataque, su pareja, de 32 años, estaba en el segundo nivel de la residencia preparando un bulto para llevarlo al hospital. "Las contracciones eran de unos seis minutos de diferencia, así que subí las escaleras para buscar su bulto para  ir al hospital y a llamar a la niñera para venir a cuidar de nuestro hijo de dos años”, dijo consternado.

"Mi pareja comenzó a gritar mi nombre. Bajé corriendo las escaleras y la estaban atacando. Yo solo puse mis brazos alrededor de ella para protegerla”, añadió.

“Ellos gritaban: ‘¿Dónde está el dinero?’, ‘Queremos dinero'”.

El hombre alegó que los criminales "siguieron golpeándonos y les dije: 'Están con la persona equivocada. Ella está a punto de dar a luz’. Mi novia y yo empezamos a gritar y a pedir ayuda".

Los hombres robaron un iPad, un teléfono móvil y alrededor de $130 en efectivo.

La policía informó que se presume que los asaltantes están entre los veinte años. Tres de ellos cubrieron su cara con una máscara pasamontañas y ropa oscura. Un cuarto miembro de la banda fue descrito como blanco,  y el quinto, como mulato.

La pareja de la mujer dijo que "ni siquiera puedo describir cuán enojado estoy. Mi pareja está demasiado traumatizada. No quiere volver a nuestra casa. Va a necesitar ayuda para superar esto. Hacer esto a una mujer que está de parto, es enfermizo".