FALL RIVER, Massachusetts, EE.UU.-  El juicio por asesinato contra el ex jugador de los Patriots, Aaron Hernández, fue retrasado ayer mientras la jueza interroga a varios miembros del jurado.

La jueza Susan Garsh comenzó la sesión de ayer  con un anuncio de que había recibido una nota de un jurado, y convocó a los abogados y a Hernández para hablar en privado.

Después, un jurado fue llevado a una sala privada donde fue interrogado por Garsh, y luego se fue. Un segundo jurado hizo lo mismo, seguido por varios otros.

El retraso se produce el día que se espera que testifique la prometida de Hernández, Shayanna Jenkins. La mujer tiene inmunidad, lo que significa que puede ser obligada a declarar o podría ser encarcelada.