El Centro de Salud Integral de Barranquitas será remodelado y expandido para ofrecer servicios de sala de emergencias, con una inversión de $5.1 millones.

La construcción iniciará inmediatamente y podría tardarse alrededor de un año y medio. La sala de emergencia se sumaría a los ofrecimientos actuales de medicina primaria, farmacia, laboratorio, rayos x, vacunación, nutrición y educación en salud.

Este centro es operado por la organización Salud Integral en la Montaña (SIM), que también tiene instalaciones en Comerío, Corozal, Naranjito, Orocovis y Toa Alta. La institución pondrá parte del dinero para costear las obras y el resto provendrá de fondos federales.

“Este proyecto, con una inversión de $5.1 millones que contiene una partida en fondos federales, estaría aportando 22 nuevos puestos directos que permiten un mejor manejo de casos y poder ofrecer servicios adicionales. Tener un centro de salud accesible, con todos los servicios primarios disponibles era una prioridad que teníamos que atender”, indicó la comisionada residente de Puerto Rico en Washington D.C., Jenniffer González Colón, durante la colocación ayer de la primera piedra de la construcción.

La estructura del centro, ubicado en la calle Barceló cerca del pueblo, tiene más de 50 años.

“Le vamos a ofrecer a la comunidad unas facilidades más modernas y cómodas, garantizándoles así todos los servicios en un mismo lugar”, sostuvo la directora ejecutiva interina de SIM, Ada Torres Vázquez.

En la ceremonia de ayer estuvieron presentes, además, el alcalde Francisco López; el secretario de Salud, Rafael Rodríguez; los senadores Axel Roque y Carlos Rodríguez Mateo; y el director ejecutivo del Sistema de Emergencias 9-1-1, Héctor Torres.

López agradeció a González Colón su compromiso “con los pueblos de la montaña, que tenemos tanta necesidad”.