Algunos hijos heredan de sus padres el color de ojos, el tipo de cabello y otros, el tamaño de la lengua. Sí, leíste bien. 

Este último, es el caso de  los residentes de Syracuse, estado de Nueva York, Byron Schlenker, de 47 años, y su hija Emily, de 14, quienes fueron reconocidos por el Libro Guinness de los Records Mundiales por tener las lenguas más anchas del mundo.

Schlenker descubrió su  "gran cualidad" al encontrar un libro con la imagen de un hombre con la lengua más amplia del mundo, de 3.1 pulgadas.

Entonces, se midió la suya y descubrió que su órgano bucal medía aun más: 3.3 pulgadas, en tanto que la de su hija mide 2.8.

La esposa del hombre, Vicki, prefirió reservarse los detalles sobre el papel que ejerce semejante lengua en la vida íntima de la pareja al ser abordada sobre el asunto. Sin embargo, pensamos que no les va nada mal a juzgar por la sonrisa de ella. 

Por otro lado, más de uno queda asombrado cuando Schlenker abre la boca y muestra su gran dote. Mira algunas de las  reacciones en este vídeo.