La estrella de los Indiana Pacers, Paul George, cayó durante el cuarto parcial frente a los Grizzlies de Memphis en la noche del miércoles tras sufrir una lesión en la pierna izquierda.

El equipo dijo que el jugador se quejó de dolor en la pantorrilla izquierda y es cuestionable su regreso. Después del partido, George expresó que sintió un estallido en la pantorrilla, pero que la lesión no era grave y era solo una distensión, de acuerdo con Candace Buckner de la publicación Indianapolis Star.

Las imágenes de George siendo llevado por dos compañeros del equipo para ser atendido, fue obviamente de preocupación para los aficionados de la NBA. El verano pasado, el baloncelista sufrió una de las lesiones más espantosas de la historia cuando se rompió una pierna durante un partido de práctica en Estados Unidos. George pasó la mayor parte de la temporada regular tratando de recuperarse. Este fue el sexto juego de vuelta de George.