A Michael Jordan le gusta tener control de todo. Lo hizo en su época de jugador y ahora como dueño de un equipo de la NBA.

Pero, aparte de entregar su vida al baloncesto, Jordan también es un amante del golf, y en este deporte también quiere dominar y que se juegue a su manera. Según el portal Golf.com, el excanastero está estudiando la posibilidad de  construir su propio campo de juego de golf en el estado de la Florida debido a que no le gusta tener que esperar por otras personas para seguir jugando mientras este lo hace en el club Bear’s en Jupiter, Florida.

“A Michael le gusta jugar rápido y no soporta cuando gente no le permite continuar su rutina”, dijo una persona que conoce bien de cerca a Jordan y otras personas que son miembros de Bear’s. 

De acuerdo a fuentes de la página cibernética, al exclusivo club solo entrarían miembros que sean escogidos por el propio Jordan.

“Él quiere que todo sea íntimo, quizás menos de 100 personas. Algunos atletas, amigos y otras personas altamente recomendadas”, dijo la fuente.

Jordan dominó su época en la NBA al ganar seis campeonatos con los Bulls de Chicago, además de ser en cinco ocasiones el Jugador Más Valioso de la liga. Es harto conocido que Jordan siempre disfrutó de jugar al golf en su tiempo como jugador y lo ha seguido haciendo ahora luego de su adiós de la cancha.