Luego de haber trabajado en diversos géneros musicales y con renombrados artistas, como  Bruce Springsteen, Celia Cruz, Snoop Doog, Chayanne y Ricky Martin, el cantante cubano Tomás Díaz sentía que ya era momento de brillar por sí mismo.

Así fue como a su vida llegó “Suky”, un pegajoso tema con el que fusiona ritmos caribeños, y que viene con baile incluido.

“La canción ‘Suky’ salió como en tres minutos. Después empezamos a arreglarla, pero la letra salió bien rápido...Tiene todos los ritmos que yo he tocado en mi carrera. Le puse un poquito de reguetón porque toqué con Daddy Yankee, y de él aprendí bastante, y tiene mucho del Caribe”, explicó el también compositor de 60 años, quien está de visita en la Isla  para promocionar el sencillo. 

El tema formará parte de una producción discográfica que incluirá desde baladas “corta venas” hasta “canciones de relajo como  ‘Suky’”, y temas de salsa, ritmos africanos y cubanos, pop, rock y reggae.

El además percusionista explicó que el término “Suky” tiene varias interpretaciones en varias partes del mundo.

“Hay lugares en que es ‘azúcar, en Aruba, Bahamas, por ejemplo. En China, creo que es baile; en Rusia, prostitutas. Era un juego que hacían antes los ‘teenagers’”, detalló el también arreglista, quien tiene hijos puertorriqueños.

La canción se complementa con un vídeo lleno de color y fantasía,  en el que se muestran los pasos del que Díaz espera se convierta en el nuevo baile de moda. 

“Del ritmo salió la idea del vídeo, que es como una fantasía, de que uno tiene un niño adentro. Por eso es que hay un niño en el vídeo. Es el niño que tiene el adulto adentro, es lo que quisimos representar”, abundó sobre el trabajo que fue grabado en la playa junto a una veintena de músicos, bailarinas y personajes que forman parte de la colorida propuesta. 

En el video tienen roles la leyenda del hip-hop Flavor Flav, la ex Miss Universo Alicia Machado, el actor Erik Estrada y las estrellas de YouTube Peter “El Anguila” y Pepe Billete, entre otros. Personajes como la Estatua de la Libertad, un conejo, un pollo y una bola de fútbol también se destacan, aunque todos ellos tienen un propósito o un simbolismo especial.

Explicó, por ejemplo, que el pollo tiene que ver con la intención de hacer negocios eventualmente con una cadena de restaurantes de comida rápida, cuyo menú se especializa en ese ave, para hacer con el “Suky” un comercial. Sobre el conejo, aseguró, que le gustaría llamar la atención de la revista para adultos “Playboy”, terreno que no es del todo ajeno para el percusionista, pues según aseguró, en 1984 trabajó como actor en una película porno, por la cual le pagaron en ese entonces $40,000. 

“La película que yo hice fue ‘underground’ (clandestina) y fue para moteles en New Jersey y New York, y me pagaron buenísimo…No es fácil hacer una película pornográfica, pero haría 20 películas más. Antes de morirme, yo quisiera hacer otra película pornográfica y con la música de ‘Suky’ de ‘background’ (fondo)”, afirmó. 

Regresa a nuestra portada