Londres.- El príncipe Guillermo inició hoy un permiso de paternidad no remunerado de seis semanas ante el nacimiento de su segundo hijo, que se prevé en los próximos días.

Un portavoz del palacio de Kensington, residencia oficial en Londres del príncipe y su esposa Catalina, informó de que Guillermo ha suspendido temporalmente su entrenamiento como piloto de ambulancias aéreas para disfrutar de su permiso de paternidad.

Guillermo, de 32 años y segundo en la línea de sucesión al trono británico, comenzó a trabajar el 30 de marzo para la compañía privada Bond Air Services, que opera los helicópteros médicos del servicio de salud en la región de East Anglia (este de Inglaterra).

Está previsto que el príncipe se reincorpore a su puesto el 1 de junio, después de que Catalina haya dado a luz al segundo hijo del matrimonio, cuyo sexo todavía no se ha dado a conocer.

"El último bloque de entrenamientos del príncipe requiere un periodo ininterrumpido de tres semanas de trabajo", señaló un portavoz del palacio de Kensington, que detalló que hasta que regrese a su obligaciones no recibirá salario alguno.

Guillermo y Catalina se han establecido antes del parto en su residencia londinense, cerca del ala privada "Lindo" del hospital St. Mary donde la duquesa de Cambridge prevé dar a luz.

El príncipe y su familia tienen previsto regresar a su vivienda de Norfolk, al este de Inglaterra, unos días después del nacimiento del bebé.