Una mujer de 92 años lleva hace unos 50 años un feto muerto en su vientre. 

El extraño caso quedó al descubierto cuando la anciana llegó hasta el Hospital Claudio Vicuña de San Antonio, en la zona costera de Chile,  por una dolencia, luego de caer en una escalera. 

Al ser sometida a exámenes radiológicos y de escáner se determinó que se trata de un feto momificado concebido hace unos 50 años.

El director del servicio de Salud, Dagoberto Duarte, señaló que se trata de un feto terminal producto de un embarazo abdominal (el embrión se desarrolla fuera del útero) y que lo recomendable es no extraerlo ya que no significa riesgo.