Con o sin su presencia, el juicio contra Áurea Vázquez Rijos -quien está a punto de dar a luz- y otros tres coacusados por el asesinato del canadiense Adam Anhang se verá el 27 de octubre ante el juez federal Daniel R. Domínguez.

"Se señala el juicio para el 27 de octubre, con o sin Áurea. No podemos seguir esperando", indicó Domínguez.

En una vista de estatus en el caso contra la entonces esposa del occiso y de sus hermanos Marcia y Charbel, y el coacusado, José Ferrer Sosa, el fiscal federal José Ruiz confirmó que la principal acusada en este caso está embarazada.

El juez trajo a la atención la información que trascendió del embarazo de Áurea, y preguntó al fiscal si eso es así, a lo que Ruiz contestó en la afirmativa.

"Se espera que dé a luz en las próximas dos a seis semanas. Eso es lo que ha impedido su extradición a Estados Unidos. Después que dé a luz y esté físicamente bien, será trasladada a Estados Unidos", dijo Ruiz, quien aclaró que ya se emitió la orden de extradición.

El juez respondió que el padre de la criatura no ha sido identificado, pero para los efectos será de nacionalidad española, dado a que la acusada está en una cárcel en Madrid esperando por el proceso de extradición desde que fue arrestada en 2013.

"Esto va a seguir por siempre. Simplemente no se puede esperar", recalcó el juez, dado a que los coacusados llevan más de un año solicitando que se vea el juicio contra ellos por separado y no tener que esperar por Áurea.

Aun cuando los abogados Rachel Brill y Manuel Suárez, hijo, cuestionaron por qué no se les había informado del estado de embarazo de Áurea y que han ido a varias vistas de estatus en los últimos meses, no se le preguntó al fiscal desde cuándo lo sabía.

Domínguez informó que el abogado Francisco Acevedo le indicó que la familia de Áurea se comunicó con él y con Juan Ramón Acevedo para que la representen y que estarán haciendo los trámites para ir a entrevistarla a España.

Los abogados del caso tendrán hasta el 31 de julio para radicar mociones relacionado a la prueba en el caso, y la fiscalía la tendrá hasta el 31 de agosto para responder.

El juez reiteró que aunque prefería no ver el juicio dos veces por ser un caso de conspiración, no podía seguir esperando. 

Recalcó que este caso no es uno de pena de muerte.

En cuanto a la suspensión indefinida del abogado Suárez por el Tribunal Supremo, Domínguez indicó que evaluó su contestación y que no ve razón por la que no pueda representar a Chalber, por el momento.

Áurea, su hermana Marcia y el compañero de ésta están acusados por el asesinato por encargo de Anhang, ocurrido en el Viejo San Juan el 22 de septiembre de 2005.

Un Gran Jurado federal emitió una acusación contra Áurea el 4 de junio de 2008 por supuestamente contratar a Alex "El Loco" Pabón Colón para que asesinara a su entonces esposo y que le pagaría $3 millones. Para esa fecha, Áurea se había mudado a Italia.

Por este caso, Pabón Colón hizo alegación de culpabilidad el 14 de junio de 2008.

Según el ahora testigo, Anhang quería divorciarse de Áurea y si se formalizaba la separación, no le tocaría nada de su fortuna a ella porque se casaron por medio de capitulaciones.

Las autoridades también arrestaron a Marcia y a Ferrer Sosa por conspirar para cometer el asesinato por encargo. Fueron arrestados el 30 de junio de 2013 en la Isla, el mismo día que detuvieron a Áurea en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, España.

Marcia y Ferrer Sosa estuvieron sumariados hasta marzo, cuando finalmente se les concedió libertad bajo fianza.

Charbel fue detenido poco después por supuestamente cometer perjurio ante un Gran Jurado al alegar que no conocía a Pabón Colón. 

Su confesión confirmó la inocencia de Jonathan Román Rivera, residente de La Perla que fue excarcelado y absuelto de la muerte del empresario luego de ser sentenciado a 105 años de prisión por un tribunal local.