El juicio contra Alex Manuel Rivera Ortiz, acusado por atropellar a una mujer en un garaje en Río Piedras el 30 de agosto de 2014, continuará en septiembre.

Rivera Ortiz enfrenta un cargo de homicidio negligente por la muerte de Gladys Arroyo Monzón y otro cargo por abandonar la escena.

El joven enfrenta un cargo de homicidio negligente por la muerte de Gladys Arroyo Monzón y otro cargo por abandonar la escena.

Una vista sobre el estado de los procedimientos se celebró hoy, miércoles, ante la jueza Nerisvel Durán Guzmán, del Tribunal de San Juan, para informar sobre el desenlace de un recurso que el Ministerio Público presentó ante el Tribunal de Apelaciones.

Los fiscales Luis Freire Borges y Lisette Sánchez Vázquez acudieron a ese foro intermedio para revertir una decisión de Durán Guzmán, quien declaró como inadmisibles las fotografías del garaje donde ocurrió el accidente.

Al momento de tomar su determinación, la jueza explicó que el Ministerio Público no había completado el proceso de autenticación y que debía sentar a otros testigos para completar la cadena de custodia de las imágenes.

El Tribunal de Apelaciones, sin embargo, revocó dicha determinación.

Así las cosas, el Ministerio Público y el abogado Carlos Rivera Matos acordaron hoy continuar el juicio las tardes del 28, 29 y 30 de septiembre.

Durán Guzmán explicó que todavía no había recibido el mandato del Tribunal de Apelaciones devolviéndole la jurisdicción del caso, pero que esperaba que para septiembre se haya subsanado esa situación.

El Ministerio Público acusa a Rivera Ortiz de atropellar a Arroyo Monzón y abandonarla en el garaje, pero la primera testigo de cargo, Jennifer Bernabe, declaró que la noche del 30 de agosto el hombre se detuvo a cotejar el estado de la mujer y que ésta le dijo que se encontraba bien. Luego el acusado se marchó del lugar.