La defensa de Charbel Vázquez Rijos asegura que la fiscalía federal le ofreció inmunidad para que "mintiera" y testificara en contra de sus hermanas Áurea y Marcia, acusadas por conspirar para asesinar por encargo al esposo de la primera, pese a que él alegó que no sabía nada sobre el crimen.

El hoy acusado por perjurio por supuestamente mentir ante un gran jurado federal al alegar que no conocía al coacusado Alex "El Loco" Pabón Colón, a quien se alega que Áurea, Marcia y su pareja José Ferrer Sosa contrataron para matar al empresario canadiense Adam Joel Anhang, solicitó que el juicio en su contra se vea por separado al de los demás, dado a que no enfrenta cargos referentes a la conspiración.

El 14 de octubre pasado, la subjefa de fiscalía federal, María Domínguez, presentó una moción oponiéndose a la petición de Charbel porque Pabón Colón lo ubica en al menos dos reuniones con el resto de los coacusados para planificar "lastimar y eventualmente asesinar a Anhang".

Pero, el abogado de Charbel, Manny Suárez, destacó que su cliente “no ha sido acusado por ser parte de la conspiración de asesinato por encargo, y el Gobierno le ofreció inmunidad a cambio de testificar contra sus hermanas y Ferrer Sosa". Opinó que Pabón Colón tiene "problemas de credibilidad", por lo que la fiscalía necesita "un testimonio para darle peso" a su versión.

Suárez alegó que en su moción, la fiscalía presentó datos de una "conversación entre abogados" que se dio en la cafetería del Tribunal Federal, luego de la primera comparecencia de Charbel ante un gran jurado federal, en la cual se amparó en la quinta enmienda.

El abogado alegó que el agente del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) a cargo del caso citó a su cliente el sábado, 20 de junio de 2013, para que compareciera ese lunes ante un gran jurado. Dijo que el agente le expresó que le iban a ofrecer una oferta que no debía rechazar, y que su mejor interés era que cooperara con ellos para declarar en contra de sus hermanas. Manifestó que la respuesta de Charbel fue: "¿Quieren que mienta?".

Cuando Suárez se reunió con el agente, con Domínguez y con el fiscal José Ruiz en la cafetería del tribunal, "se discutió el tema de inmunidad a cambio del testimonio incriminatorio en contra de sus hermanas y Ferrer Sosa". El abogado les dijo que "mi cliente me informa que no tuvo que ver con el asesinato por encargo de Anhang". Les explicó que no respondió a preguntas ante el gran jurado porque días antes salió publicado en un periódico que era investigado y sería arrestado por estos hechos. Ruiz intervino y dijo que no todo lo que se publica es cierto.

Domínguez volvió a ofrecerle inmunidad a su cliente, y Suárez le confesó que estaba "bien consternado" que esto terminara en una trampa de perjurio porque "Charbel no tenía conocimiento de la conspiración para asesinar a Anhang", y que veía a su representado siendo acusado de perjurio si se basaban en el testimonio contrario de Pabón Colón.

Fue entonces que lo citaron por segunda vez ante un gran jurado y una de las preguntas era si conocía a Pabón Colón, a lo que Charbel contestó que no. Días después, fue acusado por perjurio.

"Si Charbel mentía e incriminaba a sus hermanas, Charbel no era procesado por perjurio, pero si decía la verdad, sería procesado por perjurio. Así que Charbel compareció ante el gran jurado, dijo la verdad, y días después, Charbel fue arrestado por perjurio ante un gran jurado", señaló el abogado en la moción ante la consideración del juez federal Daniel R. Domínguez.

En la última conferencia de estatus llevada a cabo el 7 de octubre pasado, no se informó cuándo Áurea será extraditada a Puerto Rico. La principal acusada fue arrestada el 30 de junio de 2013 en el aeropuerto de Barajas en Madrid, España, dado a que poco antes de ser formalmente acusada en 2008, se mudó a Italia. La justicia española avaló su extradición en enero pasado, siempre y cuando no sea elegible a la pena de muerte ni a cadena perpetua, pero se desconoce cuándo llegará a la Isla.

Marcia y Ferrer Sosa fueron arrestados el mismo día en la Isla.

Los hechos de este caso ocurrieron el 22 de septiembre de 2005 en el Viejo San Juan, cuando se alega que Pabón Colón asesinó a Anhang tras ser contratado por los coacusados por $3 millones para cometer el acto. Según el ahora testigo, Anhang quería divorciarse de Áurea y si se concretaba, no le tocaría nada de su fortuna a ella porque se casaron por medio de capitulaciones.

Se señaló otra conferencia de estatus para el 13 de noviembre.