La incertidumbre persiste en el proceso de extradición de Áurea Vázquez Rijos y todavía se desconoce cuándo la mujer llegará a Puerto Rico procedente de España.

Hoy, martes, se llevó a cabo una conferencia de estatus como parte del caso contra la acusada de conspirar con otros para asesinar por encargo a su entonces esposo, el empresario canadiense Adam Joel Anhang.

Sin embargo, la audiencia transcurrió mayormente en privado, con abogados y fiscales dialogando frente al estrado con el juez federal Daniel R. Domínguez.

Cuando el juez preguntó en corte abierta "¿cuál es la situación con la (coacusada) número uno?", la subjefa de la Fiscalía Federal, María Domínguez, solicitó reunirse en el estrado.

"Teníamos entendido que (Áurea) sería traída al distrito en septiembre, pero obviamente no ha sido traída. Tenemos nueva información. ¿Podemos acercarnos?", sostuvo la fiscal.

A partir de ese momento la audiencia en corte abierta se tornó privada.

Mientras, al existir orden de mordaza en el caso, las partes no pudieron hablar al salir de sala, pero fue palpable la molestia de los abogados de los demás coacusados, que en repetidas ocasiones han pedido que se vean los procesos judiciales por separado, para no tener que seguir esperando con la acusada principal, dado a que llevan más de un año sumariados.

Los demás coacusados por la conspiración para cometer el asesinato el 22 de septiembre de 2005, en el Viejo San Juan, son la hermana de Áurea y su compañero, Marcia y José Ferrer Sosa, así como Alex "El Loco" Pabón Colón, identificado por las autoridades como el cooperador. Charbel Vázquez Rijos, hermano de Áurea y Marcia, también está acusado, pero por supuestamente mentir ante un gran jurado federal al alegar que no conocía a Pabón Colón. Este individuo se encuentra libre bajo fianza.

Es por esto que su abogado, Manuel Suárez, presentó una moción solicitando que el juicio de su representado se vea por separado. La fiscal adelantó que se opondrá a dicha petición y que contestará por escrito esta semana.

Los demás abogados son Ovidio Zayas Pérez y Rachel Brill. Aún Áurea no tiene abogado.

Mientras, se pautó otra conferencia de estatus para el 13 de noviembre.

Según la pesquisa, las hermanas Vázquez Rijos y Ferrer Sosa le ofrecieron $3 millones a Pabón Colón para que asesinara a Anhang porque quería divorciarse de Áurea y si se llevaba a cabo el divorcio, no le tocaría nada de su fortuna a ella porque se casaron con capitulaciones.

Los hechos se concretaron el 22 de septiembre de 2005, cuando la pareja salió de un restaurante en San Juan y Pabón Colón lo asesinó, tras intentar hacer ver la situación como un asalto.

Áurea se mudó a Italia en 2008, antes de ser acusada formalmente, después que encontraran culpable a Jonathan Román, quien luego fue absuelto.

La acusada fue detenida el 30 de junio de 2013, en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, España. Ese mismo día, fueron arrestados en Puerto Rico Marcia y Ferrer Sosa, quienes están sumariados desde entonces.

Tras darse el proceso de extradición, en el cual Áurea alegó que desconocía que fue acusada, la justicia española avaló su extradición en enero de 2014, siempre y cuando no se le imponga la pena de muerte, ni cadena perpetua.

Anteriormente, la Fiscalía Federal aclaró que no se atendería el caso en su contra como uno de pena capital.