El Tribunal Supremo ordenó en la tarde de este miércoles a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) continuar con las primaria este próximo domingo en los pueblos donde no llegaron las papeletas o en aquellos colegios de votación que no se pudo abrir por un periodo de ocho horas.

“Se determinó que el proceso primarista se mantendrá suspendido hasta su reanudación el domingo en los precintos que no comenzaron la votación y aquellos donde no se proveyó el periodo de ocho horas que brinda el Código Electoral y el Reglamento de primarias. La continuación de las primarias en los comicios correspondientes deberá llevarse a cabo en el horario de 8:00 a.m. a 4:00 p.m., según establece el Reglamento de Primarias. Es decir, los electores que no lograron votar el pasado domingo, 9 de agosto de 2020 porque su colegio no abrió por falta de papeletas, ahora podrán ejercer su derecho”, se indicó en un parte de prensa emitido por el Tribunal Supremo.

Además, el Tribunal prohibió la divulgación de resultados de los colegios de votación en los que no se reportaron percances.

“Igualmente, se determinó que los votos de las personas que ya votaron son válidos y no se van a anular”, se añadió.

“Además, se dispuso que la CEE deberá tomar las medidas necesarias para comenzar puntualmente las votaciones en los colegios restantes y divulgar prontamente los resultados de todos los votos emitidos posterior a que culmine la votación, para la tranquilidad y sosiego de todas las partes y el pueblo de Puerto Rico”, se estableció.

Se informó que “el Tribunal basó su decisión en que la administración deficiente del evento electoral dejó a miles de electores sin la oportunidad de expresar su voluntad respecto a las primarias en las urnas. Ello, determinó, no es cónsono con los postulados constitucionales y estatutarios que exigen el derecho al sufragio universal, libre, secreto y directo. Se concluyó que las circunstancias que permearon en la primaria no pueden ser un escollo que anule el ejercicio del derecho al voto con igual peso que el del resto de los electores”.

Primera Hora supo que en la determinación, el Supremo no evaluó si fue o no ilegal el que se llegara un acuerdo entre el presidente de la Comisión, Juan Ernesto Dávila, así como los presidentes del Partido Nuevo Progresista (PNP), Thomas Rivera Schatz, y del Partido Popular Democrático (PPD), Aníbal José Torres, para posponer las primarias hasta el domingo, 16 de agosto.

“Esperemos que, a nombre de la democracia, no haya más fallos, ineficiencia, errores ni dilaciones. Cualquier otro resultado o desviación a lo aquí intimado sería claramente inaceptable”, señaló el Tribunal.

La decisión del Supremo surge luego de que se radicaran múltiples demandas tras la caótica jornada primarista del domingo en el que miles de electores no pudieran votar en el proceso de primarias del PNP y el PPD. El problema principal fue que las papeletas nunca llegaron.

Para que tenga una idea de la debacle del proceso, en el PNP votaron 48 precintos y en otros 62 los electores no pudieron ejercer ese derecho. Mientras, en el PPD se votó en 34 precintos y en 76 aún se espera para votar.

Debido a la situación, la electora Carmen Damaris Quiñones, residente de Trujillo Alto, representada por abogados del capítulo de Puerto Rico de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), fue la primera en radicar una demanda el domingo pasado. Ella no pudo ejercer el voto en la escuela Francisco Prisco Fuentes, del mencionado pueblo, por falta de papeletas.

En el reclamo legal, se argumentó que ni la CEE ni los comisionados electorales tenían potestad legal para posponer ni suspender las elecciones primaristas, como ocurrió, y se exigió una rendición de cuentas. Pero, sobre todo, se solicitó que en el evento electoral que se programó para continuar el domingo, 16 de agosto, se permita que todos los electores vuelvan a votar para preservar la pureza de los procesos.

Le siguió la demanda del candidato a la gobernación, Pedro Pierluisi. Este presentó su recurso el domingo, tras el fallido proceso primarista. Exigió que se declare ilegal la suspensión de las primarias y se dejara sin efecto la determinación de paralizar el conteo de votos por parte de la CEE.

El candidato a la gobernación por el PPD, Eduardo Bhatia, no se quedó atrás y presentó argumentos similares a los de Pierluisi en su reclamó judicial. En esencia, reclamó que se deje sin efecto la paralización del conteo de votos que determinó la CEE y se divulguen los resultados preliminares de la contienda primarista.

Los asesores legales de Bhatia –los licenciados José A. “Tony” Andreu Fuentes y Roberto Prats- también pidieron al Tribunal Supremo que atendiera la controversia y consolidara los reclamos de las primarias, hecho que acogieron.

Asimismo, el aspirante popular a la gobernación, Carlos “Charlie” Delgado Altieri, presentó el lunes su demanda para pedir una revisión electoral de impugnación al acuerdo de paralizar la contienda primarista y posponerla para el próximo domingo, 16 de agosto. Exigió que el evento fuese en o antes de mañana, jueves.

La gobernadora Wanda Vázquez también demandó ayer a la CEE. En su reclamo, realizado a través del abogado Edgar Pabón Vega, exigió que se celebre una nueva primaria en los colegios que alteraron su horario y en los que no se llegó a celebrar la primaria.

Los últimos que demandaron fueron los candidatos a alcaldes de San Juan, Palomo Manuel Colón; de Guaynabo, Edward O’Neill, y de Toa Baja, Bernardo “Betito” Márquez.

Estos casos, que son para que se deje sin efecto las primarias o para que lo certifiquen como candidato oficial, como es el caso de Márquez, no fueron acogidos por el Supremo y se encuentran paralizados en el Tribunal de Primera Instancia.