Según un nuevo estudio, los beneficios que obtienen las mujeres del matrimonio es muy poco en cuanto a su salud física se refiere, mientras que los hombres que se casan son mucho más saludables que sus pares solteros.

La investigación, conducida por la Universidad de Londres, la Escuela de Economía de Londres y la Escuela de Higiene y Medicina Tropical,  encontró que los hombres solteros sufren más de la salud que las mujeres solteras. 

Sin embargo, las mujeres de mediana edad que nunca se han casado tienen las mismas probabilidades de desarrollar síndrome metabólico, que sus contrapartes casadas.

“Estar casado parece más beneficioso para los hombres”, indicó el doctor George Ploubidis a The Telegraph. “La soltería  es menos perjudicial para la mujer en comparación con el hombre”, abundó.

El estudio, que analizó la información de más de 10,000 personas,  también encontró que los hombres solteros presentan niveles más altos de un marcador biológico que  aumenta el riesgo de padecer problemas respiratorios versus las mujeres solteras. 

Evidenció también que las probabilidades de padecer enfermedades del corazón eran un 14% más alto en los hombres solteros, aunque en las mujeres solteras prácticamente no se podía identificar.

En cuanto a los divorcios, el estudio mostró que este no tenía un impacto negativo en el hombre ni en la mujer, siempre y cuando estos encontraran una nueva pareja a largo plazo. Reveló también que las mujeres que se divorciaban durante su segunda década de vida experimentaban una reducción de 31% en el riesgo de desarrollar problemas metabólicos en comparación con aquellas que decidieron permanecer casadas.  

“Muchos estudios han encontrado que las personas casadas tienen mejor salud física que los solteros”, dijo Ploubidis. “Sin embargo, nuestra investigación  demostró que las personas que experimentan una separación, divorcio o unas segundas nupcias,  tienen niveles similares de salud cuando alcanza la mediana edad  que aquellos que están casados”, detalló.