Alaska. - Los habitantes del Polo Norte pueden agregar la marihuana a su lista de deseos de Navidad este año.

El concejo de la ciudad, en Alaska, rechazó el lunes una medida que hubiera prohibido la existencia de dispensarios de marihuana. La yerba fue legalizada en Alaska en febrero y comenzará a venderse el año entrante.

El diario Fairbanks Daily News-Miner reportó que incluso Santa Claus —sí, ese es su nombre verdadero— testificó a favor de vender marihuana en este poblado que tanto recuerda a la Navidad, donde los postes de luz parecen bastones de caramelo.

Claus dijo que él consume marihuana por razones médicas, y le gustaría poder comprarla en el Polo Norte en lugar de viajar a la vecina Fairbanks.

Algunos están preocupados de la imagen que pueda tener el Polo Norte si se permite que haya dispensarios de marihuana, aunque un concejal señaló que en la ciudad ya se vende alcohol, tabaco y armas.