El joven de 21 años fue acusado esta tarde por un cargo de negligencia, tipificado en la Ley de Maltrato de Menores, por supuestamente proporcionarle anoche marihuana sintética a su hermano de 15 años en la urbanización Villa Tabaiba, en el barrio Playa de Ponce. 

El juez Carlos Quiñones evaluó esta tarde la prueba presentada por la fiscal Katiana Pérez contra el imputado, Manuel Andrés Reyes Pola, y le fijó una fianza de $1,000, suma que fue prestada.

La agente Arleen Rosario investigó el caso por la División de Delitos Sexuales y Maltrato a Menores de Ponce.

Según dijo su supervisora, la sargento Lillian Ortiz, aunque la sustancia brindada no es está incluida en la lista de sustancias controladas por el Estado, se interpreta que el acceso del menor a la misma puso en riesgo su salud.

En el informe policiaco divulgado esta tarde se indica que cuando el menor ingirió la sustancia tuvo que ser llevado al Centro de Diagnóstico y Tratamiento San Lucas, en el barrio El Tuque.

Ya fue dado de alta.