LOS ANGELES. - Autoridades estatales de California dieron a conocer un informe el jueves en el que detallan seis accidentes donde participaron prototipos de autos sin conductor, lo que echa atrás una política que blindaba la información acerca de cómo se ha comportado la tecnología de próxima generación al ser probada en los caminos.

La divulgación ocurrió luego de que The Associated Press reportara que el Departamento de Vehículos Automotores retenía la información.

De acuerdo con los informes, la mayoría de los autos sin conductor estaba en modo de piloto automático cuando ocurrieron los accidentes y fue otro conductor quien causó el choque. 

Ninguno de los encontronazos fue lo suficientemente grave para lesionar a la persona que de acuerdo con las leyes estatales debe ir sentada en el asiento del conductor y los informes señalan que ninguno de los tripulantes de los otros carros debió ser atendido por lesiones.

Las compañías que operaban los autos —el gigante de la tecnología Google y la proveedora de partes automotrices Delphi— presentaron su propio recuento de los accidentes, la policía sólo confirmó que investigaba el choque de Delphi.

Los autos sin conductor, principalmente los fabricados por Google, recorren las carreteras públicas desde 2009. Sin embargo, en septiembre pasado el Departamento de Vehículos Automotores permitió las pruebas oficialmente y pidió a las empresas que llevaran un registro de los accidentes.

Hasta ahora la agencia decía que no podía dar a conocer los detalles de los accidentes bajo el argumento de que la ley estatal señala que éstos eran confidenciales.

Siete compañías tienen licencia para probar 48 autos sin conductor en California pero los de Google tienen la mayor cantidad de kilometraje recorrido (alrededor de 2.8 millones) y ha construido la mayor cantidad de prototipos (23).

Lea aquí más notas de tecnología